Yulimar Rojas, un salto de orgullo patrio en la alborada de su carrera

16 de agosto de 2016
Yulimar Rojas, un salto de orgullo patrio en la alborada de su carrera

Llegó a Río 2016 como la mujer más joven en saltar 15 metros o más y terminó su actuación como la menor entre las medallistas del salto triple en los Juegos Olímpicos. Con apenas 20, Yulimar Rojas agregó este domingo una presea olímpica de plata a su ya legendaria carrera, en la que figura también el título de campeona en un mundial de atletismo.

“Orgullosa. No sabría cómo explicar la felicidad que siento en este momento, pero sabría decir que estoy llena de felicidad, que el orgullo que siento por representar a mi país y llevar esta medalla es lo más grande y creo que esto es maravilloso”, declaró tras su triunfo.

La venezolana se convirtió en subcampeona olímpica con un salto de 14.98 metros. Su medalla fue la primera para Venezuela en Río y la segunda presea olímpica del atletismo venezolano, después del bronce ganado por Asnoldo Devonish hace 64 años, en Helsinki 1952.

En sus primeros Juegos Olímpicos, Yulimar enfrentó a dos históricas atletas. A la colombiana Catherine Ibargüen, de 32 años de edad, dos veces campeona mundial (2013 y 2015) y medalla de plata en Londres 2012, y quien se adjudicó la presea de oro con un salto de 15.17 metros, así como a la kasaja Olga Rypakova, de 31 años, campeona mundial en 2010 y medalla de oro en Londres, quien se llevó el metal de bronce, con una marca de 14.74 metros.

“Trabajé mucho para esto. Este logro para mí es lo más grande que he podido alcanzar. Venía siendo un gran año. Era como decir la novata en esta competición y se logra, se logra la medalla para mi país, después de tanto esfuerzo, de tantas lágrimas a la hora del entrenamiento. Sabía que podía lograrlo, que tenía el potencial y la fuerza para ganar esta medalla para mi país”, dijo la atleta nacida en Caracas el 21 de octubre de 1995 pero anzoatiguense de crianza y corazón.

Hasta ahora, la atleta más joven en ganar una medalla olímpica es el salto triple era la búlgara Tereza Marinova, oro en Sídney 2000. Sin tomar en cuenta a Yulimar, el promedio de edad de las medallistas en las seis ediciones de los JJOO en los que se ha disputado esta prueba en la rama femenina es de 28,2 años.

En la final, la venezolana logró su segunda y su tercera mejor marca personal, después de los 15.02 metros que alcanzó en junio pasado, y que la convirtieron en la mujer número 24 y las más joven de la historia (20 años y 246 días) en saltar 15 metros o más.

Para pasar a la ronda de las ocho mejores en Río 2016 Yulimar saltó 4.87 metros, en su tercer intento. Y en la lucha directa por las medallas rozó los 15 metros. Sobre su marca, expresó: “Me sentía muy bien, desde que llegué a la pista sabía que iba a ser un gran día. Y se logra un 14.98 que dice que trabajamos”.

Sin duda, un trabajo que empezó allá por 2008, con 14 años, y que dio el giro definitivo en noviembre de 2015, cuando la Federación Venezolana de Atletismo y el cubano Iván Pedroso llegaron a un acuerdo,  para que el nueve veces campeón mundial y medallista de oro en Sydney 2000 entrenara a Yulimar.

Rumbo olímpico

La atleta de 1.92 metros de estatura llegó al atletismo por casualidad, cuando era una adolescente. Envuelta en la euforia causada por la clasificación -por primera vez- del voleibol masculino y femenino a unos juegos olímpicos (Beijing 2008), se fue a un polideportivo en Anzoátegui para incursionar en ese deporte. Cuando llegó no había entrenadores de voleibol, pero sí de atletismo.

Sus primeros triunfos nacionales e internacionales llegaron en 2011: en septiembre ganó la medalla de oro del salto alto (1,78 metros) en el Campeonato Suramericano Juvenil (sub 20), en Medellín, Colombia, cuando tenía 15 años; y en diciembre se impuso en el salto alto con marca de 1.79 metros, en los XVIII Juegos Nacionales.

Entre 2012 y 2013 mejoró marcas y ganó medallas en el salto alto, dejó su mejor registro en 1.87 metros, y además sumó triunfos en el salto de longitud (5.93).

Su temporada de despegue total y de inicio en el salto triple fue en 2014. Ganó el salto alto (1.79 metros) en los X Juegos Suramericanos, en marzo. Cuatro meses después, alcanzó el puesto 11 en el salto largo del Campeonato Mundial de Atletismo Juvenil en Oregón, EEUU, y a su regreso al país participó en el Campeonato Nacional sub 23 y se impuso en salto largo (6.33) y en triple (13.18).

En agosto de 2014 ganó la medalla de oro en el salto de longitud (6.53) en el Festival Panamericano, en México; en septiembre, empató el récord nacional juvenil en salto triple (13.65) en el Campeonato Nacional de Atletismo, y en octubre consiguió la presea dorada en el salto triple (13.35) y en salto largo (6.36) en el Suramericano de Atletismo sub-23, en Uruguay.

Con sobrados méritos fue la abanderada de Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, en los que terminó en cuarta posición en salto largo (6.24) y triple (13.54).

El año pasado comenzó con gran impulso y alcanzó 6.57 metros en el salto largo y 14.17 en el salto triple, para ganar ambas pruebas en el Campeonato Nacional, en abril. Y en junio fue campeona en el salto triple (14.14) en el Suramericano de Mayores. En los Juegos Panamericanos Toronto 2015 fue cuarta en el triple (14.37), a un centímetro de la medalla de bronce. Mejoró su marca personal y consiguió su cupo a Río.

En 2016, con menos de tres meses bajo la dirección de Pedroso, consiguió un salto triple de 14.69 metros, en el Trofeo de Invierno de Madrid, en enero pasado. Dos meses después, el 19 de marzo, Yulimar hizo historia en el Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta, en Portland, donde saltó 14.41 metros y se convirtió en la primera venezolana en ganar un Mundial de Atletismo en categoría adulto.

Su medalla en Río 2016 es la tercera de plata y la número 13 de Venezuela en Juegos Olímpicos —sin contar una de oro y otra de bronce obtenidas en Barcelona 1992 en taekwondo, cuando se presentó como deporte de exhibición. El boxeo ha ganado cinco preseas, 1 de oro, 2 de plata y 2 de bronce; el atletismo dos, plata y bronce; el taekwondo dos de bronce. El tiro, el levantamiento de pesas y la natación suman una de bronce cada uno; mientras que la esgrima ha conquistado una medalla de oro.