Varios sindicatos brasileños mantienen mayor huelga en 20 años en Petrobras

17 de noviembre de 2015
Varios sindicatos brasileños mantienen mayor huelga en 20 años en Petrobras

Río de Janeiro, 17 nov (EFE).- Varios sindicatos petroleros de Brasil, entre ellos el que aglutina a los trabajadores de la principal región productora de crudo del país, anunciaron hoy que mantienen su huelga contra Petrobras.

La huelga, que se inició el pasado 1 de noviembre, ya ha sido la más larga que se ha realizado en las dos últimas décadas contra la petrolera estatal brasileña, según los sindicatos.

Diez de los trece sindicatos que integran la Federación Única de los Petroleros (FUP), la mayor central obrera del sector, decidieron hoy aceptar las condiciones laborales que ofreció la empresa en la mesa de negociación y acordaron volver a los puestos de trabajo.

Según la FUP, Petrobras aceptó discutir con los trabajadores “los rumbos de la empresa”, lo que afectaría a sus planes de reducción de inversiones, y se comprometió además a mantener los salarios y los derechos laborales conquistados en los últimos trece años.

Otros tres sindicatos de la FUP, los del Norte Fluminense, Espírito Santo y Minas Gerais, rechazaron el acuerdo y prometieron “intensificar” la huelga, así como los que integran la Federación Nacional de los Petroleros (FNP), la segunda central obrera con más afiliados del país.

El sindicato del Norte Fluminense aglutina a los trabajadores de las plataformas marítimas de la cuenca de Campos, región donde se produce cerca del 80 % del crudo de Brasil.

La dirección de este sindicato, por medio de un comunicado, orientó a sus afiliados a cambiar de estrategia y a desembarcar de las plataformas petroleras para lograr el “desgaste máximo” de los sindicalistas que sí han aceptado el trato con la empresa.

Los huelguistas cruzaron los brazos el pasado 1 de noviembre en protesta contra el plan de desinversiones de Petrobras, que fue motivado tanto por la caída del precio del petróleo como por los problemas de liquidez que sufre derivados del grave escándalo de corrupción en el que está envuelta.

La estatal, además de suspender temporalmente algunas inversiones en refinerías y otras plantas que tenía en construcción, se propone vender activos por hasta 15.100 millones de dólares entre este año y el próximo, tanto en Brasil como en el exterior.

La huelga ha causado perjuicios en la producción de petróleo de la estatal, la mayor empresa de Brasil y responsable por cerca del 13 % del producto interior bruto (PIB) del país.

En el último boletín difundido por Petrobras con motivo de la huelga, hace una semana, la empresa calculó que el paro obrero le causaba pérdidas diarias de 115.000 barriles.