Urbanismos de la GMVV deben convertirse en espacios socioproductivos

10 de junio de 2016
Urbanismos de la GMVV deben convertirse en espacios socioproductivos

Caracas , 10 Jun. AVN.- Durante la entrega de 288 unidades habitacionales en Ciudad Tiuna, Caracas, el presidente de la República, Nicolás Maduro, manifestó que los urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) deben convertirse en unidades socioproductivas.

Sostuvo que en esos espacios no sólo deben existir “proyectos educativos, culturales, económicos. El primer punto de la agenda tiene que ser la consolidación de los Claps (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), cada urbanismo tiene que tener su mercalito”, para garantizar los alimentos y la entrega inmediata al pueblo.

Al respecto, agregó que en esa materia los jóvenes tienen una participación fundamental, ya que a partir del próximo 1º de julio, el 40% de los hogares construidos por  la GMVV serán asignados a las familias jóvenes.

“Ya sean madres solteras, y parejas casadas o en concubinato”, dijo el jefe de Estado quien celebró que hasta la fecha se han otorgado 1.048.422 viviendas.

También agregó que a tres años de la creación de la Misión Jóvenes de la Patria, programa que se ocupa de la inclusión de este sector en proyectos socioproductivos, turísticos, culturales y de formación, a partir de este jueves se lanzó en todo el país el plan Vivienda Soy Joven, que tiene como finalidad atender a las familias cuyas cabezas son jóvenes hasta 40 años de edad.

En este acto, el mandatario nacional también anunció la entrega de títulos de propiedad a 50.000 familias de varias entidades del país, con el propósito de proteger los hogares.

Continuidad de la GMVV

Durante su alocución, el jefe de Estado reflexionó sobre la coyuntura económica que atraviesa el país -producto de la baja de los precios del barril de petróleo y de la crisis mundial- y ratificó que continuará los esfuerzos para seguir la entrega de viviendas.

Con la meta de llegar a la vivienda 1,5 millones en diciembre de este año, aprobó 195.000 millones de bolívares para impulsar la culminación de la construcción de 367.000 hogares dignos.

Asimismo, autorizó un monto de 135 millones de dólares que estará destinado a terminar unidades habitacionales a través de los convenios con China, Bielorrusia, Portugal, Brasil, España y Colombia.

En cuanto a la cooperación en materia de construcción, el embajador de Belarús en Venezuela, Oleg Páferov, reiteró que la nación europea continuará su trabajo conjunto con Venezuela.

Páferov se comprometió a culminar la construcción, en un periodo de año, de 1.200 unidades habitacionales en el Desarrollo Habitacional Ciudad Tiuna.

El representante europeo comentó que la GMVV “es una gran misión, que teniendo en cuenta las situaciones complicadas (por las que atraviesa Venezuela) sigue avanzando”.

Señaló que entienden “la dificultad que tiene ahora Venezuela, nosotros también estamos enfrentando dificultades, pero les puedo asegurar que Belarús no va a dejar a nuestros amigos venezolanos”.

“Belarús va a seguir siendo un fiel amigo y va a continuar con esta cooperación con nuestra hermana Venezuela”, subrayó Páferov.

Recordó, que de manera conjunta, Venezuela y Belarús han construido en el estado Barinas dos fábricas de camiones y tractores, pero “nuestra amistad no está basada en un comercio de los consumos, sino también se ha hecho transferencia, los venezolanos han aprendido a hacer varias cosas (con el conocimiento transmitido por Belarús)”.

Lazos de cooperación

De igual forma, el presidente Maduro anunció que durante los próximos días realizará una visita de trabajo a Bielorrusia para ampliar los lazos de cooperación con la nación europea y reunirse con su homólogo, Alexander Lukashenko.

Indicó que el encuentro se realizará con el objetivo de retomar proyectos establecidos entre ambas naciones durante la gestión del comandante Hugo Chávez.

“Es una gira que voy a a hacer para ratificar y ampliar convenios de cooperación”, señaló en transmisión de Venezolana de Televisión.

Las relaciones entre ambas naciones iniciaron en 2006 con varios acuerdos en materia económica. Años después se ampliaron y, desde 2011, se mantienen acuerdos para la construcción de viviendas y producción agrícola.