Una princesa dirigirá el departamento deportivo de mujeres en Arabia Saudí

2 de agosto de 2016
Una princesa dirigirá el departamento deportivo de mujeres en Arabia Saudí

El Consejo de Ministros de Arabia Saudí nombró a la princesa Rima Bint Bandar Bin Sultan al Saud al frente del Departamento de Mujeres de la Autoridad Pública de Deportes, organismo que actúa como un ministerio.

En Arabia Saudí no existe una cartera de Deportes, por lo que esta institución se encarga de regular y organizar las actividades deportivas.

La princesa Rima nació en Riad en 1975 y, tras vivir y estudiar en Estados Unidos donde su padre servía como embajador, regresó a su país para convertirse en una activista a favor de la inclusión de las mujeres en el mundo laboral y en la esfera pública.

Asimismo, ha liderado campañas para la lucha contra el cáncer de mama y diversas causas femeninas que siguen siendo tabú en Arabia Saudí.

Ocupa un puesto directivo en una gran empresa de su poderosa familia en Arabia Saudí y trabaja como asesora de la multinacional de transporte compartido Uber, popular entre las mujeres en el país, ya que se les prohíbe conducir su propio vehículo.

Además, forma parte del consejo consultivo de la iniciativa TEDx, que organiza foros de discusión e intercambio de ideas innovadoras en todo el mundo.

El nombramiento de la princesa Rima se produce en un momento de apertura del ámbito deportivo para las mujeres en Arabia Saudí, las cuales no practican deportes de forma profesional o aficionada y no reciben clases al respecto en las escuelas.

Recientemente algunos clubes saudíes han abierto sus puertas a las mujeres, ya que la legislación local no prohíbe expresamente que ellas acudan a estos centros o formen parte de equipos profesionales.

Este es el caso de Dilma Malhas, que ganó una medalla de bronce en hípica en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur en 2010.

Los clérigos del reino ultraconservador se oponen a esta apertura y en 2009 el muftí -máxima autoridad religiosa musulmana- saudí aseguró que la práctica del deporte es una vergüenza para las mujeres y las expone a los hombres. EFE