Un pequeño robot ayuda a los niños con TDAH a centrarse en sus tareas

23 de febrero de 2021
Un pequeño robot ayuda a los niños con TDAH a centrarse en sus tareas

Madrid, 23 feb (EFE).- Un pequeño robot inteligente puede ayudar a los niños con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) a evitar las distracciones en la realización de sus tareas cotidianas como los deberes escolares y contribuir así a un mejor aprovechamiento de las clases.

El robot, que ha sido diseñado por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, es capaz de monitorizar la actividad de los niños con ese tipo de trastorno.

El proyecto “Atent@” pretende desarrollar entornos domésticos inteligentes que, mediante la aplicación de la robótica y las tecnologías como el “internet de las cosas” ayuden a los menores a mantener la atención mientras se enfrentan a una actividad cotidiana, ha informado la UPM en una nota de prensa difundida hoy.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que afecta a millones de niños y continúa en la edad adulta, y entre los síntomas se encuentran la dificultad para mantener la atención, hiperactividad y el comportamiento impulsivo, entre otros.

“La sintomatología que presenta el TDAH puede hacer que, para los niños que lo padecen, tenga una complicación adicional la realización de actividades cotidianas, como los deberes o mantener la atención en clase, de forma exitosa”, ha explicado María Luisa Martín Ruiz, del Departamento de Ingeniería Telemática y Electrónica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid.

Como primer paso, los investigadores han desarrollado objetos inteligentes que se acoplan a objetos cotidianos dentro del hogar, como el escritorio o la silla, y que permiten monitorizar el comportamiento de los niños con TDAH durante una actividad de la vida cotidiana de cualquier niño.

Estos objetos se conectan a un robot que analiza los datos e interactúa con el menor ayudandole a centrar su atención.

Tras realizar algunas intervenciones básicas, la información se almacena en un “repositorio” de seguimiento que está disponible para las personas involucradas activamente en la vida diaria del menor, como sus familiares directos, terapeutas y profesores.

(c) Agencia EFE