Turquía quiere canalizar su comercio hacia el golfo Pérsico a través de Irak

29 de abril de 2019
Turquía quiere canalizar su comercio hacia el golfo Pérsico a través de Irak

Bagdad, 29 abr (EFE).- Turquía ha pedido a Irak que abra un nuevo cruce fronterizo entre los dos países y que se convierta en un núcleo comercial para los productos turcos destinados al golfo Pérsico, según ha declarado el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, en una visita a Bagdad.

Cavusoglu llegó a la capital iraquí y se reunió con su homólogo, Mohamed Ali al Hakim, en el marco de los esfuerzos de Ankara de reactivar su economía, además de la cooperación en la lucha contra el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), milicia turca que tiene presencia en el norte de Irak.

Durante una rueda de prensa conjunta, Çavusoglu destacó la necesidad de abrir otro paso fronterizo para que Irak se convierta en un “centro de comunicación y transporte entre Europa y Asia, y el golfo Pérsico” para los productos procedentes de Turquía.

El país sufre una grave crisis económica y monetaria, y la lira turca ha seguido perdiendo valor de forma paulatina durante el mes de abril, hasta situarse esta semana en 6,59 unidades por euro y 5,87 por dólar, el valor más bajo en seis meses, según el Banco Central turco.

Por otra parte, el jefe de la diplomacia turca reveló que Ankara reabrirá sus consulados en las ciudades de Mosul (norte) y Basora (sur), así como el deseo de su país de abrir dos nuevos consulados, uno en la ciudad santa chií de Nayaf y otro en Kirkuk, región rica en petróleo y donde vive una minoría turcomana.

El consulado turco en Mosul fue clausurado tras la toma de la ciudad por parte del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en 2014.

Çavusoglu destacó que “la cooperación con los países vecinos es muy importante” en la lucha contra el terrorismo y expresó la disposición de Ankara de hacer frente al EI así como al PKK y otros “grupos terroristas” que no nombró en las zonas fronterizas.

Turquía realiza incursiones puntuales en territorio iraquí contra las posiciones del PKK, algo que Bagdad suele tachar de injerencia en su soberanía.

Por su parte, Al Hakim afirmó que el principal objetivo de la cooperación entre Turquía e Irak es “acabar con el terrorismo que amenaza la seguridad de ambos países”.

Asimismo, dio la bienvenida a la iniciativa del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de designar un enviado especial para abordar el conflicto del agua con Irak, que asegura que la construcción de una presa en suelo turco ha afectado el caudal del río Tigris que llega al país árabe con un grave problema de sequía. EFE

sy-ar-fc/jrr