Tribunal británico analiza si el Reino Unido se excedió al reconocer a Guaidó

23 de septiembre de 2020
Tribunal británico analiza si el Reino Unido se excedió al reconocer a Guaidó

Londres, 23 sep (EFE).- El Tribunal de Apelaciones de Londres analizó este martes si el Gobierno del Reino Unido se excedió en sus prerrogativas legales cuando en 2019 reconoció a Juan Guaidó como “presidente constitucional interino” de Venezuela, después de que Nicolás Maduro rechazara convocar nuevas elecciones.

Los abogados de la junta del Banco Central de Venezuela (BCV), designada por Maduroy encabezada por Calixto Ortega, plantearon esta tesis al defender su recurso contra un fallo del 2 de julio, que dio al equipo “ad hoc” de Guaidó autoridad sobre el oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra (BoE).

La Justicia británica debe establecer qué junta del BCV es la legítima a fin de avanzar en la demanda presentada en mayo contra el BoE por Ortega, que acusa al banco central británico de infringir el contrato al no cumplir su orden de transferir 930 millones de euros de las reservas a un fondo de la ONU para que sean usados en la lucha contra la COVID-19 en el país sudamericano.

Para ello, los magistrados Kim Lewison, Stephen Males y Stephen Phillips de esa corte deben dirimir a quién reconoce en realidad el Ejecutivo del Reino Unido como gobernante de Venezuela.

POSIBLE DECLARACIÓN ILEGAL

Como parte de los argumentos contra el dictamen previo del juez Nigel Teare, el abogado Dan Sarooshi sostuvo hoy que la declaración británica de reconocimiento del líder opositor Juan Guaidó, sobre la que gira este caso, “violó” la legislación internacional, al contener una “amenaza” y elementos “coercitivos”.

El 26 de enero de 2019, el entonces ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, dijo que el Reino Unido reconocería a Guaidó si Maduro, el presidente electo de Venezuela, no convocaba nuevas elecciones “en un plazo de ocho días”, al considerar, como otros países, que las anteriores habían sido fraudulentas.

El 4 de febrero, Hunt declaró que el Gobierno británico reconocía al dirigente opositor como “presidente constitucional interino de Venezuela hasta que puedan celebrarse elecciones creíbles”.

Según Sarooshi, esta formulación implica la intención de Londres de “interferir en los asuntos internos de un Estado extranjero”, a fin de propiciar un cambio de régimen, lo que, dijo, sería “ilegal”.

GOBERNANTE DE FACTO

Al inicio de la sesión de hoy, el letrado Nick Vineall, también por parte de la junta del BCV de Maduro, argumentó que, en cualquier caso, el Reino Unido solo reconoció a Guaidó “de iure” (en derecho), pero no “de facto” (de hecho), al frente de Venezuela, visto que en la práctica sigue tratando con el Gobierno y los embajadores del presidente chavista.

Según Vineall, este reconocimiento “de iure” es solo “una opinión sobre la legalidad, al amparo de una Constitución extranjera, de la posición reivindicada”, pero no implica que se reconozca al líder opositor como gobernante del país latinoamericano.

Pidió a la Corte que acepte esa distinción y conceda que es Maduro quien controla de hecho las instituciones venezolanas, y por tanto quien debe poder acceder al oro custodiado en Londres, ya que negárselo sería “surrealista”.

Tras escuchar a las partes hasta el jueves, los tres jueces decidirán, en una fecha por precisar, si Teare acertó cuando falló a favor de la junta del BCV nombrada por Guaidó, presidida por Ricardo Villasmil y que fue declarada nula por la Justicia venezolana.

Está previsto que mañana continúe su exposición el equipo de la junta oficial de Maduro y empiece sus alegatos el abogado del bando de la oposición, Andrew Fulton, mientras que el jueves ambas partes harán sus exposiciones finales.

Además del acceso a las reservas del BoE, el eventual dictamen de la Justicia británica servirá para dirimir un litigio planteado por Deutsche Bank en 2019, sobre el cuál de las partes puede reclamar 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de permuta de oro. EFE

jm/er/si