Tribunal absuelve a los dos periodistas procesados en el caso Vatileaks

9 de julio de 2016
Tribunal absuelve a los dos periodistas procesados en el caso Vatileaks

Ciudad de Vaticano, 9 jul (EFE).- El Tribunal de primera instancia del Estado de la Ciudad del Vaticano absolvió hoy a los periodistas italianos procesados por la publicación de documentos secretos de la Santa Sede.

El tribunal estimó que correspondía la absolución de Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi en “virtud del derecho divino de libertad de pensamiento y de libertad de prensa”.

Asimismo, fueron absueltos por “defecto jurisdiccional” ya que, según el Colegio de Jueces, “el proceso ha evidenciado que los hechos (la publicación de los documentos secretos) fueron cometidos eventualmente fuera del ámbito vaticano”.

Nuzzi, a la salida del tribunal, se mostró satisfecho e incluso emocionado, declarando que se trataba de “un gran momento”, y defendió la libertad de expresión tanto dentro como fuera de la Santa Sede.

“Hoy es una jornada histórica, no solo para los periodistas sino para el Estado del Vaticano. Es un momento importante, estoy emocionado. Es la base de la democracia, la libertad de prensa. Lo demuestra con fuerza el cambio del papa Francisco”, dijo Nuzzi.

Por su parte, Fittipaldi destacó que “el Vaticano ha sido valiente” porque, a pesar de que “el proceso haya sido kafkiano”, en su opinión “la sentencia es la demostración de una rectificación inteligente”.

“El periodismo, si es ejercido respetando las reglas deontológicas, es reconocido. No me esperaba la plena absolución”, reconoció el periodista.

Los dos informadores han estado imputados en este proceso, que comenzó el pasado 24 de noviembre, por publicar en sendos libros material confidencial procedente de la extinta comisión investigadora de los organismos económicos y administrativos de la Santa Sede (COSEA).

En ese organismo prestaban sus servicios los otros tres imputados del caso, su secretario, el sacerdote español Lucio Vallejo, la ex relaciones públicas Francesca Chaouqui, y el secretario ejecutivo, Nicola Maio. Los dos primeros han sido condenados en este mismo juicio.

En concreto, los periodistas respondían al delito de cooperación en la divulgación de documentación reservada de la Santa Sede.

El proceso a estos dos informadores ha granjeado al Vaticano fuertes críticas por parte de los medios de comunicación italianos, ya que muchos de ellos han denunciado que se estaba juzgando la libertad de prensa y el derecho a la información.

Esto fue rebatido por uno de los fiscales que han ejercido la acusación, Roberto Zanotti, quien resaltó que lo que pretendía probarse era el modo en el que los periodistas habían obtenido la información.

De este modo la Fiscalía reclamó la absolución de Fittipaldi debido a que, en su opinión, se limitó simplemente a recibir los documentos.

Sin embargo, pidió en vano un año de prisión condicional para Nuzzi, quien en 2012 destapó el caso “Vatileaks” sobre la revelación de correspondencia privada de Benedicto XVI, ya que con su disponibilidad a publicar los datos, animó a Vallejo a filtrarlos. EFE