Talibanes convierten en objetivo a todo periodista con vínculos con Occidente

18 de octubre de 2015
Talibanes convierten en objetivo a todo periodista con vínculos con Occidente

Kabul, 18 oct (EFE).- Los talibanes convirtieron en “objetivo militar” a todos los medios de comunicación y periodistas en Afganistán que tengan vínculos con Occidente y a aquellos “en contra del islam”, después de amenazar el lunes a dos televisiones locales.

“Todas las oficinas, trabajadores y periodistas que trabajan y sean financiados por Occidente se convertirán en firmes objetivos militares y serán eliminados. Todos los medios extranjeros con periodistas y sucursales en el país también serán objetivos”, sentenciaron los talibanes en un comunicado en su página web.

Los talibanes justificaron la medida porque “todo ataque contra la cultura islámica y sus creencias debe ser respondido para cumplir con sus obligaciones religiosas”, al asegurar que esos medios no son imparciales y mienten a favor de los intereses extranjeros.

“Los muyahidines no deben temer ser acusados de crímenes de guerra o atentar contra la libertad de expresión, porque es su obligación el proteger las creencias islámicas del mismo modo que protegen su territorio”, remarcaron en la nota.

El grupo insurgente atacó la llamada “libertad de prensa”, al sentenciar que no existe en ninguna parte del mundo y que se trata simplemente “de un eslogan empleado por gobiernos tiránicos y especialmente por el mundo occidental”.

El anuncio de hoy se produce después de que los talibanes declararan el lunes “objetivos militares legítimos” a los canales afganos de televisión Tolo y TV 1 por actuar como “herramientas de propaganda de Estados Unidos y el Gobierno” de Afganistán.

Dos días después, los insurgentes reafirmaron sus amenazas al manifestar que habían tenido mucha paciencia con los medios durante los últimos 14 años de guerra y declararon que harían objetivo militar a cualquier individuo que defienda a los infieles, algo que hoy concretaron.

Al menos 80 medios de comunicación cerraron en los dos últimos años en Afganistán por motivos como la crisis, la retirada de tropas internacionales que los financiaban y las presiones de los insurgentes, lo que conllevó la pérdida de unos 4.000 empleos, de acuerdo con NAI, organismo de defensa de los derechos de losperiodistas en Afganistán.

Afganistán, con unos 32 millones de habitantes, cuenta en la actualidad con unos 350 medios escritos, 160 emisoras de radio y 100 canales de televisión. EFE