Seguros médicos pueden evitar ausentismo laboral

26 de septiembre de 2016
Seguros médicos pueden evitar ausentismo laboral

La cobertura de gastos médicos resulta una medida poco adoptada en los centros laborales, donde el ausentismo por enfermedades incide negativamente en 5% de la nómina.

Entre las empresas clientes de la aseguradora Axa, en el Bajío (México), únicamente 14% cuenta con la cobertura de gastos médicos mayores, estimó la directora de Axa Querétaro, Gina Garibay Tostado.

“Tener empleados poco saludables también impacta la economía seriamente; está impactando 5% negativo en las nóminas, por el ausentismo laboral; una persona enferma se toma dos días o dos meses de incapacidad y la empresa sigue pagando”, expuso.

De acuerdo con Garibay Tostado, algunas empresas que han arribado al Bajío tiene el reto de optar por este tipo de esquemas, que se vislumbra como un aliciente para mejorar los condiciones laborales, así como los índices de retención laboral.

“Aquí en la zona Bajío empezaron a llegar empresas transnacionales que están ofreciendo buenísimas prestaciones; el problema es que llega un trabajador, lo capacitan y luego se van porque reciben un mayor salario”, comentó.

La directora comentó que un trabajador motivado eleva su productividad en 88%; su dinamismo y energía crece 33%; se reduce 300% el riesgo de accidente laboral; baja 45% el ausentismo,y 22% la rotación de personal.

“La mayor parte de las familias mexicanas que van a estas consultas médicas privadas están gastando al año en promedio US$ 334, sólo en consultas, sin contar medicamentos”, mencionó Garibay.

Con base en los registros de Axa, el porcentaje más alto de colocación de seguros se concentra en los servicios de salud, a través de gastos médicos y accidentes personales.

La directora refirió que 24% de los mexicanos usa servicios de salud privada, además de que 44,8% del gasto nacional se destina a salud privada.

Las enfermedades crónico-degenerativas y el cáncer se encuentran entre los padecimientos de mayor incidencia en el país; a lo que se añade que es ínfimo el número de mexicanos que cuentan con un seguro de gastos médicos.