Segundo aeropuerto de cargas de Brasil aprueba plan de recuperación judicial

15 febrero, 2020
Segundo aeropuerto de cargas de Brasil aprueba plan de recuperación judicial

Sao Paulo, 15 feb (EFE).- El consorcio que opera el aeropuerto de Viracopos, en la ciudad de Campinas y el segundo mayor terminal de cargas de Brasil, aprobó este viernes un plan de recuperación judicial, que incluye una propuesta de relicitación de la concesión tras acogerse a la ley de quiebras en 2018, informó la compañía.
El plan de recuperación judicial de la terminal aérea, administrada por la concesionaria Aeroportos Brasil, fue aprobado por un 99,9 % de los acreedores después de dos días de intensas negociaciones y con la anuencia de la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) del país.
En la decisión, la concesionaria se comprometió a requerir, en un plazo de hasta 15 días después de la homologación del plan en la Justicia, la relicitación del aeropuerto, es decir, la extinción amigable del contrato de concesión, celebrado en 2012.
“En la relicitación, la concesionaria tendrá el derecho a una indemnización antes de la entrega de los activos para el próximo concesionario”, explicó el consorcio en un comunicado.
La firma apuntó que el plan de recuperación deberá ser homologado por la Justicia dentro de cerca de una semana, aunque el pedido de relicitación deberá ser analizado por diversos órganos federales, entre ellos la propia Anac y el Ministerio de Economía.
Una vez aprobado el aditivo referente a la relicitación, la concesionaria tendrá un plazo de 60 días para concluir el proceso de recuperación judicial, iniciado en 2018.
El Consorcio Aeropuertos Brasil se acogió a la ley de quiebras en mayo de 2018 en un intento de seguir operando mientras sigue renegociando unas deudas calculadas en 2.880 millones de reales (hoy unos 670 millones de dólares).
La concesionaria se adjudicó, en una subasta celebrada en febrero de 2012 y tras ofrecer 3.821 millones de reales (unos 1.123,8 millones de dólares), los derechos para operar el Aeropuerto Internacional de Viracopos, a unos 100 kilómetros de Sao Paulo, por un periodo de 30 años.
También en un comunicado, la Anac destacó que la adhesión a la relicitación es un “acto voluntario de la concesionaria” y consiste en la “devolución amigable del activo”, lo que conllevará a la celebración de una nueva puja y posterior negocio con otra empresa.
Anac señaló además que, según lo dispuesto en el plan, todos los créditos debidos por el consorcio al Erario brasileño serán “compensados del valor de la indemnización que será pagada a la concesionaria por las inversiones realizadas” y que no hayan sido “amortizadas hasta la extinción anticipada del contrato”.
La devolución amigable de concesiones, o relicitación, fue una propuesta presentada por el entonces presidente Michel Temer, en 2017, aunque el texto solo fue reglamentado en 2019, mediante un decreto del actual mandatario brasileño, Jair Bolsonaro. EFE
nbo/cav