Schulz urge a Erdogan a respetar libertad de diputados y periodistas

10 de junio de 2016
Schulz urge a Erdogan a respetar libertad de diputados y periodistas

Estrasburgo (Francia), 10 jun (EFE).- El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, envió hoy una carta al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en la que le insta a respetar la libertad de los diputados y los periodistas, y deplora que les compare con terroristas.

En su misiva, a la que ha tenido acceso Efe, el socialista alemán “condena en los términos más enérgicos” las descalificaciones de Erdogan a los miembros del Parlamento alemán que votaron a favor de una moción para reconocer el genocidio armenio.

“Como presidente de un Parlamento multinacional, multiétnico y multirreligioso, permítanme decir lo siguiente: la capacidad de los parlamentarios para ejecutar libremente su mandato es una de las piedras angulares de nuestras democracias europeas”, avisa Schulz.

“Los miembros de un parlamento que adoptan posiciones en el marco del ejercicio de su mandato no deben -bajo ninguna circunstancia y a pesar de posibles desacuerdos políticos- ser englobados en el mismo saco que los terroristas”, añade el político alemán, que muestra su “gran preocupación” por las recientes declaraciones de Erdogan.

Éste cargó contra los diputados de origen germano-turco y dijo que debería analizarse su sangre, a la vez que llegó a etiquetarlos de “prolongación” del brazo político del clandestino Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Schulz muestra el apoyo de la Eurocámara a sus colegas alemanes y afirma que siente la necesidad de “proteger en lo que pueda” a aquellos miembros del Bundestag y del Parlamento turco que conoce personalmente y “se ven afectados por las medidas y acciones que está respaldando”.

El presidente del Parlamento Europeo recalca también ante Erdogan que “la libertad de cumplir el mandato electoral de cada uno, y en particular la libertad de (ejercerlo sin) cualquier tipo de presión externa, es uno de los indicadores esenciales de la calidad de una democracia”.

Insiste en el carácter fundamental y “no negociable” de que los “representantes libremente elegidos, los periodistas y los medios de comunicación en su conjunto puedan trabajar y tomar decisiones sin tener que temer la represión”.

Avisa también de que si los miembros de un parlamento ven amenazadas estas garantías por los más altos órganos de un país soberano “a través de su comportamiento y de sus declaraciones”, esto puede llevar a que otras personas también les amenacen.

Y “esto puede ser perjudicial para las relaciones internacionales en el largo plazo”, razona.

El político alemán afirma que es el “deber” de los políticos “contribuir a mantener buenas relaciones mutuas” a la luz de los retos que enfrenta tanto Turquía como la UE.

La misiva concluye con una referencia a la confianza que Schulz dice tener en la “larga cooperación” de Turquía y la Unión y una petición en la que le solicita que considere sus argumentos.