Revelaciones de Odebrecht implican a altas figuras de la política peruana

24 de febrero de 2017
Revelaciones de Odebrecht implican a altas figuras de la política peruana

Las revelaciones del caso Odebrecht implicaron este jueves a las más altas figuras de la política peruana después de que se filtraran nuevas confesiones de directivos de la empresa en las que reconocían haber financiado con 3 millones de dólares la campaña electoral de Ollanta Humala en 2011.

Esta sería la segunda confesión directa de un implicado con Odebrecht de haber dado dinero a un presidente peruano, después de que a principios de mes se conociera que la constructora brasileña pagó 20 millones de dólares al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), hoy en busca y captura, para favorecer sus negocios.

Según revelaron tanto el diarios, el exdirector de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, habría confesado a la fiscalía peruana que entregó tres millones de dólares para la campaña presidencial de Humala de 2011 en la que resultó ganador, una parte del cual fue dado directamente en mano a la esposa del expresidente, Nadine Heredia.

Heredia ya se encuentra investigada y con restricciones para moverse fuera del país por la supuesta financiación irregular del Partido Nacionalista Peruano (PNP), del que fuera secretaria de relaciones internacionales y presidenta (2013-2016), por el delito de lavado de activos al supuestamente haber gestionado una financiación ilegal para las presidenciales de 2006 y 2011.

Humala anotó que no le sorprende el aporte porque “las empresas quieren que el próximo gobierno las favorezca, entonces, en todas las elecciones cualquier empresa grande ya le adelanta su favor” durante la campaña.

Durante el periodo de Humala, el Gobierno adjudicó a Odebrecht millonarias obras públicas como el Gasoducto Sur Peruano, cuya concesión fue devuelta al Estado después de que la compañía no pudiera garantizar la financiación íntegra del proyecto ni tampoco vender sus acciones.

Postura del Partido Nacionalista peruano 

Por su parte, el Partido Nacionalista Peruano recordó hoy que no existe delito en las presuntas donaciones de Odebrecht a su campaña para las presidenciales de 2011, y exigió pruebas de su existencia.

El partido pidió rigurosidad a las autoridades para tomar la declaración a Barata y también indicó que la investigación que la Fiscalía realiza a Humala y a Heredia por lavado de activos en la financiación de las campañas de 2006 y 2011 “parte de la premisa de considerar ilegales los aportes, sin embargo esa hipótesis fiscal no constituye delito”.

El abogado de Heredia, Wilfredo Pedraza, declaró que las acusaciones “tienen que probarse” y que “un aporte de campaña no tendría un significado penal en el sentido de lavado de activos”, sino que se limitaría a ser una falta administrativa.

Fuente: EFE