Retomar comida tradicional ayudaría a combatir epidemia de diabetes en México

11 marzo, 2019
Retomar comida tradicional ayudaría a combatir epidemia de diabetes en México

Playa del Carmen (México), 11 mar (EFE).- A México le urge volver a la comida tradicional lo cual ayudaría a combatir la epidemia de diabetes y reduciría el sobrepeso y la obesidad, consideró Bent Lautrup, consejero senior de la Fundación Mundial de Diabetes (FMD).

Tras participar en el foro Novo Nordisk Leaders Summit 2019, el experto aseveró que aunque estos padecimientos tienen incidencias parecidas en todo el mundo, el problema es mayor en México, “sin embargo, los desafíos son los mismos”, dijo.

Detalló que los esfuerzos que ha hecho el país para combatir esta problemática han sido importantes, sin embargo se deben implementar respuestas más radicales para tener una mayor impacto.

Según el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, la dieta tradicional incluye cereales, granos, plantas y alimentos de origen animal con bajo aporte de grasa e ingredientes del campo mexicano como maíz, tomate, fríjol, calabaza, chile, quelites, frutas, verduras y semillas

“Se debe tener en cuenta que es un proceso de cambio, pero hay que hacerlo desde el nivel escolar”, señaló.

Dijo que desde su perspectiva hay optimismo en que este padecimiento pueda combatirse eficazmente en los próximos años, sobre todo porque se ha avanzado en la educación del personal de salud y de los pacientes.

Sin embargo, señaló, se necesitan alianzas de todos los actores y acciones multisectoriales tanto a nivel de gobierno, comunitario y atención médica.

“Va a ser un reto para siempre pues si se sigue como ahora no se pondrá a México en buena situación”, auguró.

Lautrup aseveró que la FMD apoya ya a México en proyectos para combatir este padecimiento en los que ha invertido 4,2 millones de dólares en los últimos 10 años.

Entre los programas que el organismo ha auspiciado se encuentra una clínica especializada en diabetes que ofrece atención primaria y la cual opera en conjunto con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

En ella existe una sala de cocineros para aprender nuevamente a cocinar “eso es clave para tener algo sostenible ya que hay muchos pacientes que no saben lo que deben comer y hay que educarlos, eso es algo urgente”, dijo.

Además, tiene proyectos con el Instituto Nacional de Salud Pública y la Secretaría de Salud de Morelos para atender en ese estado problemas como la retinopatía diabética, diabetes en el embarazo y en poblaciones indígenas.

Del mismo modo, ha impulsado programas de atención primaria en los estados de Campeche. Hidalgo, Tlaxcala y Tamaulipas, mientras que en Chihuahua han invertido en salud escolar.

En total, dijo, apoyan a 15 asociaciones en 14 estados del país. EFE

csr/jth/cav