Rajoy abrirá ronda de contactos con socialistas y liberales la próxima semana

29 de julio de 2016
Rajoy abrirá ronda de contactos con socialistas y liberales la próxima semana

Madrid, 29 jul (EFE).- El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, se reunirá con los líderes de los socialistas y los liberales la próxima semana para hablar de su investidura, después de que ayer aceptara el encargo de Felipe VI de intentar formar un nuevo Gobierno en España.

El jefe del Ejecutivo español aceptó ayer el encargo del rey, aunque no dio garantías de someterse a investidura si no cuenta con el apoyo o la abstención de otros partidos que le garanticen su elección.

El líder del gobernante Partido Popular (PP, centroderecha) abrirá la ronda de contactos el martes con el líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, y la continuará el miércoles con Albert Rivera, número uno de Ciudadanos (liberales centristas). Ambas reuniones se celebrarán en el Congreso.

La polémica rodeó ayer el anuncio del encargo de Rajoy, por su interpretación del artículo 99.2 de la Constitución española que dispone: “El candidato propuesto (….) expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara”.

Si bien la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró hoy que este punto no obliga a Rajoy a someterse a investidura, los socialista consideran lo contrario y creen que Rajoy debe someterse a la confianza de la Cámara aunque no cuente con los apoyos suficientes.

Esta es la primera vez que Rajoy, tras siete meses como presidente de Gobierno en funciones, accede a liderar las negociaciones para formar un Ejecutivo que desbloquee la situación, ya que, tras las elecciones del pasado 20 de diciembre, declinó el encargo de Felipe VI al no contar con apoyo suficiente en el Congreso.

Tras el fallo de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de gobierno entre los partidos de izquierda, el único intento de investidura fue a cargo del socialista Sánchez, que no la superó y forzó la convocatoria de nuevas elecciones el 26 de julio.

Para ser elegido presidente del Gobierno, Rajoy necesita tener mayoría absoluta en una primera votación de su sesión de investidura (176 votos) o mayoría simple (más síes que noes) en la segunda.

Por ahora Rajoy cuenta con el respaldo de los diputados de su partido, 137, y el voto en contra de los socialistas (85), la coalición de formaciones de izquierda Unidos Podemos (71) y los liberales Ciudadanos (32), aunque estos últimos se abstendrán en segunda votación.

Si Rajoy no supera su investidura se podrían presentar otros candidatos o repetir él mismo durante un periodo de dos meses.

Tras este plazo, si no es elegido ningún candidato, se disolvería automáticamente el Parlamento y se convocarían nuevas elecciones, las terceras en menos de un año. EFE