Primero de los 36 cazas suecos encomendados por Brasil será entregado en 2021

4 de abril de 2019
Primero de los 36 cazas suecos encomendados por Brasil será entregado en 2021

Río de Janeiro, 4 abr (EFE).- El primero de los 36 cazas de combate Gripen que Brasil encomendó al fabricante sueco SAAB comenzará a volar en agosto próximo, inicialmente en vuelos de prueba, y será recibido por la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) en el segundo semestre de 2021, informaron este miércoles sus fabricantes.

Los voceros de SAAB y de la brasileña Embraer, su socio en el montaje de las aeronaves, informaron en una rueda de prensa en Río de Janeiro que la primera unidad saldrá de la fábrica en los próximos meses y que comenzará a ser experimentada en vuelo a partir de agosto, inicialmente en Suecia.

Después realizará unos 900 vuelos de prueba en Brasil antes de ser entregado a la Fuerza Aérea Brasileña, aseguraron los ejecutivos en una rueda de prensa concedida en el marco de la Exposición Latinoamericana de Espacio y Defensa (LAAD, por su sigla en inglés), la mayor feria del sector en la región y que se extiende hasta el viernes en Río de Janeiro.

El modelo para Brasil, una nueva versión del cazabombardero Gripen de SAAB, es desarrollado en conjunto por ingenieros de la empresa sueca y de Embraer.

Se trata del modelo E, un monoplaza, de los que SAAB tiene actualmente cuatro en su línea de producción en la fábrica, tres destinados para la fuerza aérea sueca y el otro para la brasileña.

Brasil encomendó 36 aeronaves de combate, de ellas 28 monoplazas y 8 biplazas.

Tras un primer lote de aviones fabricados en Suecia, la producción será trasladada a las plantas en Brasil de Embraer, el tercer mayor fabricante de aviones del mundo y el principal beneficiario del acuerdo de transferencia de tecnología que SAAB firmó con el Gobierno brasileño.

El último lote de 15 unidades será totalmente fabricado en la planta de Embraer en el municipio de Gaviao Peixoto con los ingenieros suecos actuando tan sólo como consultores.

El primero de los cazas construidos en Brasil será entregado a la FAB en 2024, según las previsiones de Embraer.

Los aviones brasileños contarán con una pantalla de control en la cabina mayor que la convencional, y en lugar de las tres con las que cuenta el modelo original, que fue desarrollada por la brasileña AEL, una empresa controlada por la israelí Elbit.

De acuerdo con los ejecutivos suecos, SAAB tiene negociaciones adelantadas para venderle el modelo brasileño a países como Austria y Bulgaria, y planea utilizar su acuerdo con la Embraer como una plataforma de exportación para producir cazas en Brasil y venderlos a otros países latinoamericanos.

“Brasil formará parte de nuestra cadena global de exportaciones. Puedo decir, aunque sin dar los nombres, que estamos en contacto con interesados en el producto (sueco-brasileño)”, afirmó Mikael Franzen, el responsable de SAAB por el proyecto en conjunto con Embraer.

De acuerdo con el presidente de Embraer Defensa, Jackson Schneider, el Gripen que será montado en Brasil tendrá varios sistemas y componentes desarrollados en el país, por lo que no se podrá considerar totalmente sueco.

“Brasil hasta encomendó ocho unidades con dos lugares, que Gripen nunca fabricó, no solo para entrenamientos sino también para misiones que exijan la participación de un segundo piloto como coordinador de otras aeronaves”, dijo.

La FAB, que inicialmente recibirá todas las unidades encomendadas entre 2021 y 2026, sustituirá varios de los cazas de su flota, principalmente los F-5 y los Mirage 2000, que ya están obsoletos.

SAAB se adjudicó en 2013 el contrato por 5.400 millones de dólares para venderle los 36 cazas a Brasil en una licitación en la que también compitieron los Rafale de la empresa francesa Dassault y los FA-18 Súper Hornet de la estadounidense Boeing. EFE

cm/mat/eat