Presidente hondureño urge en EE.UU. a atacar raíces del problema migratorio

27 de julio de 2016
Presidente hondureño urge en EE.UU. a atacar raíces del problema migratorio

Miami (EE.UU.), 27 jul (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aplaudió hoy que el Gobierno de EE.UU. haya ampliado el programa de asilo para niños centroamericanos, pero aseguró que se debe “atacar el problema de la raíz”.

Hernández, quien recibió hoy las llaves de la ciudad de Doral, aledaña a Miami (sur de EE.UU.), defendió la importancia de impulsar el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica para solventar la crisis migratoria de menores.

Aseguró que Honduras va “por el camino correcto”, a lo que se suma su “optimismo” por el ambiente positivo en ambas Cámaras del Congreso estadounidense, así como en el Ejecutivo del país.

Destacó, en ese sentido, el trabajo con el senador Tim Kaine, ahora candidato a la Vicepresidencia de la demócrata Hillary Clinton, quien de joven estuvo como misionero en Honduras, donde además aprendió a hablar español.

“Puedo decir que somos amigos personales, ha estado en Honduras muchas ocasiones y ha sido uno de los impulsores del Plan Alianza para la Prosperidad”, aseveró a Efe Hernández sobre el senador por Virginia.

“Me parece que lleva algo muy dentro de su corazón con respecto a Honduras y el mundo latino”, agregó el presidente hondureño.

Hernández, quien dijo que por “responsabilidad” no quería hablar de la campaña electoral de EE.UU., sólo manifestó que ha habido con este país “una nueva sinergia en términos de desarrollar una nueva relación más productiva, más humana y más cercana con Latinoamérica.

“Yo esperaría que el pueblo estadounidense también tome decisiones pensando en eso, somos un solo hemisferio”, expresó.

Por otro lado, aseveró que del futuro de la Alianza, un programa de cooperación entre EE.UU. y la región, depende solventar la crisis humanitaria de niños centroamericanos que huyen de sus países debido a la violencia o falta de oportunidades en la región para reunirse con su parientes en EE.UU.

Es necesario “repotenciar el aparato económico de Centroamérica y afianzar las entidades de justicia” en la región, indicó Hernández tras recibir la llaves de la ciudad de Doral, de manos de sus alcalde, el venezolano Luigi Boria.

Hace dos semanas el presidente hondureño anunció que EE.UU. aprobó 750 millones de dólares para dicho plan en 2017, que se suman al mismo monto asignado para 2016.

Para Hernández, la posición que adopte tanto Clinton, como el candidato republicano Donald Trump, sobre la Alianza, “va a definir un antes y un después en las relaciones entre ambos, Estados Unidos, Centroamérica y los países de Latinoamérica”.

Indicó que parte de dicha iniciativa es fortalecer los vínculos comerciales no sólo con naciones de todos los continentes sino con ciudades como Doral, que, aseguró, tiene una “extraordinaria logística comercial”.

De igual forma se mostró “esperanzado” de la ampliación de la política de asilo, pero enfatizó en la necesidad de poder trabajar más de cerca con Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, e “incluso México”.

“Es la primera vez que el Gobierno de Estados Unidos le presta la atención a nuestra región, porque nosotros no tenemos la culpa del tránsito de drogas que se produce en el sur y se consume en el norte y nos deja una estela de violencia”, indicó.

Y aunque dijo entender que hay leyes, el presidente de Honduras expresó que para él “existe un derecho humano, que establece que el niño, el padre y la madre tienen derecho a estar juntos”.

Hizo de igual forma un llamado a apoyar esa reunificación familiar y a trabajar a favor de la Alianza para asegurar que “todo el que nació en nuestra tierra quiera desarrollarse allí”.

EE.UU. anunció este martes que aceptará peticiones de refugio para niños del norte de Centroamérica emitidas por sus hermanos mayores, tíos y abuelos residentes en este país, además de enviar más agentes a la región para procesar las solicitudes y colaborar con Costa Rica para los casos más urgentes.

Datos del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) señalan que más de 223.000 niños sin acompañantes y “unidades familiares” han sido detenidos por las autoridades migratorias desde octubre de 2015, cuando comenzó el año fiscal, hasta abril pasado. El anterior año fiscal fueron detenidos más de 331.000. EFE