Piden reanudar hidroeléctrica paralizada por muerte ambientalista hondureña

2 de octubre de 2016
Piden reanudar hidroeléctrica paralizada por muerte ambientalista hondureña

Tegucigalpa.- Al menos pobladores de diez comunidades del departamento de Santa Bárbara y una de Intibucá demandan la reactivación del proyecto porque generaba 4.000 empleos y beneficios comunitarios.

Agua Zarca, con proyección de generar 21 megavatios en 2017, también estaba habilitando carreteras, proporcionando electricidad y construyendo un puente, dijo uno de sus pobladores, Natividad Díaz.

El Consejo Coordinador de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), cuya coordinadora general era Berta Cáceres, quien fue asesinada en la ciudad de La Esperanza, Intibucá, el 3 de marzo pasado, alega que Agua Zarca causa daños a las comunidades indígenas.

La posición del COPINH es rechazada por pobladores de la mayoría de las comunidades en las que tiene influencia el proyecto, que incluso se identifican como miembros de la etnia lenca, a la que pertenecía Cáceres, según afirman diversas fuentes.

El presidente del Consejo de Gestión y Desarrollo del Sur de Santa Bárbara, José Héctor García, dijo que las comunidades que eran favorecidas con el proyecto hidroeléctrico están afectadas porque muchos de sus pobladores se han quedado sin trabajo.

Además, se paralizaron proyectos comunitarios en educación, agua potable, salud y saneamiento que Agua Zarca, de la empresa hondureña Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA), les facilitaba.

EFE