Picasso reabre el museo De Young de San Francisco tras el cierre por covid-19

6 de marzo de 2021
Picasso reabre el museo De Young de San Francisco tras el cierre por covid-19

San Francisco (EE.UU.) 6 mar (EFE).- Una exposición sobre el español Pablo Picasso y el estadounidense Alexander Calder reabrirá este sábado el museo de arte De Young de San Francisco (California), después de pasarse casi un año entero cerrado al público por la pandemia de covid-19.
El artista malagueño y el escultor estadounidense, famoso por sus innovadores móviles, fueron dos de las figuras más revolucionarias e influyentes del arte del siglo XX, y esta exposición pone de relieve los vínculos tanto vitales como artísticos entre ambos.
Nada más acceder al recinto, dos acróbatas de alambre diseñados por Calder reciben al visitante y le adentran en el mundo del circo, un universo que sirvió de inspiración a ambos artistas y que enseguida tiene su respuesta con “Acrobat”, de Picasso, un cuadro en el que la figura humana se expande y alarga hasta ocupar la totalidad del lienzo.
A partir de ahí, las pinturas cubistas del malagueño entran en una conversación constante con los móviles del estadounidense sobre aspectos tan variados como el espacio, el movimiento, el color y la sensualidad.
Picasso y Calder se conocieron en 1931 en París, la capital del arte revolucionario en ese momento, y desde entonces sus caminos se cruzaron en varias ocasiones, la más relevante de ellas en la Exposición Internacional de 1937 en la capital francesa, cuando ambos artistas crearon obras para el pabellón español por encargo del Gobierno republicano.
A petición del arquitecto Josep Lluís Sert, amigo de ambos, Calder creó la obra “Fuente de mercurio”, en homenaje a las minas de Almadén (Ciudad Real), que en esa época estaban siendo asediadas por las tropas del bando franquista en la Guerra Civil Española, mientras que Picasso contribuyó con la que terminaría siendo su obra más conocida: el “Guernica”.
Durante sus años en París, Picasso y Calder se invitaron a sus respectivas exhibiciones y mantuvieron correspondencia (parte de la cual se muestra en la exposición), a la vez que sus estilos, técnicas y los temas que exploraban no paraban de entrelazarse.
A ambos artistas les fascinaban ideas como el azar y la irracionalidad, y reflejar en sus obras los conceptos del volumen y del vacío, algo que Calder conseguía mediante la tridimensionalidad y el movimiento en sus móviles y para lo que Picasso recurría a la descomposición y la geometría.
En total, “Calder-Picasso” muestra más de cien pinturas, esculturas, dibujos y fotografías de los dos artistas, y podrá visitarse en el museo De Young, en el parque Golden Gate de San Francisco, desde el sábado (día de entrada gratuita para residentes) hasta el 23 de mayo. EFE
arc/hma/cpy
(foto)