Perú, el país invitado en ARCO, lleva su arte también a “Opening”

28 febrero, 2019
Perú, el país invitado en ARCO, lleva su arte también a “Opening”

Madrid, 28 feb (EFE).- Perú, país invitado este año en la Feria de Arte Contemporáneo Arco, está presente también en la sección temática “Opening” que reúne una selección de 21 galerias con una trayectoria no superior a siete años, que presentan una visión de la escena contemporánea más joven.

Comisariada este año por Ilaria Gianni y Tiago de Abreu, “Opening” reúne galerias de países como Perú, Portugal, República Dominicana, Inglaterra, México, Italia o Alemania, que acogen a artistas como Joseph Montgomery, Óscar Santillán o Mariana Silva.

Desde Perú, la limeña galería Crisis presenta la obra de Daniel Jacoby, un joven artista peruano de 33 años y residente en Ámsterdam.

“Camuflaje para un lugar donde nunca has estado” es la obra que presenta Jacoby, y que realizó a partir de una residencia en el nororiente peruano, en una localidad llamada Cocachimba, la “Amazonía, pero montañosa”, explicó a Efe Juan Luis Balarezo, director de Crisis.

“Juega un poco con los colores que ofrece la topografía del lugar. Son un poco cartografías. La técnica es rotulado acrílico, pintura en aerosol y acrílico esparcido sobre cartulina”, añade el galerista sobre la obra de este artista.

Otra de las secciones temáticas de ARCO es “Diálogos”, donde en esta edición las mujeres alzan la voz a través de confrontaciones entre dos artistas en trece galerías, este año con gran presencia femenina y con temáticas como el feminismo, el ecologismo o lo “queer”.

La colombiana Catalina Lozano repite como comisaria, esta vez junto a Agustín Pérez Rubio, de una sección que se consolida como apuesta de ARCO en el que ya es su cuarto año haciendo conversar a diferentes artistas.

Caracas, Copenhague, Ámsterdam, Berlín, Bogotá, La Habana, Sao Paulo, Viena, Lisboa, Santiago de Chile, Nueva York, Guatemala y Tel Aviv y Bruselas son las ciudades desde las que viajan este grupo de galerías que enfrentan cada una a dos artistas.

Lozano y Pérez Rubio han premiado el diálogo intergeneracional, realizando una selección donde artistas históricos dialogan con las nuevas generaciones, como ocurre con el dúo formado por las chilenas Cecilia Vicuña y Voluspa Jarpa, o el de la colombiana Ofelia Rodríguez y la mexicana Carmen Argote.

También se ha dado prioridad a una selección de artistas mujeres de diferentes generaciones, aunque incluyendo también a otros artistas que abordan cuestiones de género, o cuyos trabajos interactúan de manera relevante con el de sus colegas mujeres.

La intergeneracionalidad y la presencia femenina es lo que resume el estand de la galería Proyectos Ultravioleta (Guatemala), que llega a ARCO con un diálogo entre artistas madre e hija, Elisabeth Wild y Vivian Suter.

“La práctica de ellas está enmarcada dentro de lo que es el ambiente, dado que Vivian trabaja y colabora con la naturaleza para hacer sus pinturas. Luego, su madre Elisabeth Wild es una señora que acaba de cumplir 97 años y que hace collages a partir de recortes de revistas”, explica a Efe Stefan Benchoam, director de la galería.

Los trabajos presentados en “Diálogos” abarcan un rico campo experimental en cuanto a formas, técnicas y estrategias conceptuales y performáticas, pero todas ellas con una clara preocupación por la actualidad.

También dos mujeres son las que dialogan en la galería cubana La Acacia, que lleva a la sección a dos artistas emblemáticas del discurso femenino contemporáneo cubano, Marta María Pérez y Liset Castillo.

“Esta es la propuesta de dos miradas de la realidad cubana del mundo actual”, explica a Efe la especialista en el mercado del arte Clarisa Crive Duani.

La veterana artista Marta María Pérez, una de las más importantes fotógrafas latinoamericanas contemporáneas, presenta su última edición en plata sobre gelatina de “Para concebir”, una serie de fotografías realizadas entre los ochenta y noventa en La Habana.

En las fotografías, en blanco y negro y de pequeño formato, la artista usa su cuerpo como un recipiente para expresar su perspectiva cultural y religiosa.

Frente a esas instantáneas, Liset Castillo presenta una serie de esculturas bajo el título “The Triumph of Labor” (“El triunfo de la labor”) a través de su manipulación de bolsos de lujo como La City Steamer, de Louis Vuitton, el Mini Luggage Tote, de Celine, o el Flap Bag, de Channel.

“Se ha apropiado de importantes e icónicos bolsos de la moda mundial y lo interesante es cómo ella dialoga a partir del material, la arena, que es un material ilusorio, efímero”, explica Crive Duani.EFE

pcc/cb/msr/cr