Periodistas piden justicia ante Fiscalía paraguaya por asesinatos de colegas

19 de noviembre de 2015
Periodistas piden justicia ante Fiscalía paraguaya por asesinatos de colegas

Asunción, 19 nov (EFE).- Una veintena de trabajadores del diario paraguayo ABC Color reclamó hoy justicia por el asesinato de un periodista de ese medio y su asistente en una concentración ante la Fiscalía, donde está detenido el supuesto ideólogo de esos crímenes, el extintendente Vilmar Acosta, extraditado desde Brasil.

Los periodistas protestaron ataviados con máscaras de Pablo Medina, asesinado en octubre del año pasado junto a su asistente Antonia Almada por dos sicarios en el departamento de Canindeyú, fronterizo con Brasil, donde investigaban la relación entre el narcotráfico y los políticos locales.

Acosta, entonces intendente del oficialista Partido Colorado en la ciudad de Ypehú, fue detenido en Brasil, a donde huyó tras el crimen del que está acusado como autor intelectual.

El lunes fue extraditado a Paraguay por las autoridades brasileñas.

“Estamos acá para decirles que todos somos Pablo, que pueden llevarse a uno de nosotros, pero nos quedamos el resto”, declaró a Efe Mabel Rehnfeldt, una trabajadora de ABC Color.

La extradición de Acosta por la Justicia de Brasil “es un importante paso”, sostuvo Rehnfeldt, pero acotó que “ahora empieza la peor parte”, por lo que los periodistas y la ciudadanía general deben permanecer en alerta.

Dyrsen Medina, hija mayor del periodista asesinado, aseguró a Efe que la extradición es “un paso importante” y deseó que sirva para “lograr justicia”.

“Hasta el mismo presidente (Horacio Cartes), podría decirte, está implicado en el crimen de mi padre (…) Tenemos una sed infinita de justicia, que todos los implicados sean procesados y condenados”, dijo Medina.

Medina y Almada fueron acribillados por disparos atribuidos a dos sicarios, identificados como parientes de Acosta.

El periodista era conocido por sus trabajos periodísticos en los que relacionaba a políticos de Canindeyú con las redes de tráfico de marihuana que operan en ese departamento, fronterizo con Brasil. EFE