Periodistas afganos afirman que boicotearán a los talibanes si son atacados

14 de octubre de 2015
Periodistas afganos afirman que boicotearán a los talibanes si son atacados

Kabul, 14 oct (EFE).- Los periodistas afganos advirtieron hoy de que “boicotearán” la cobertura sobre los talibanes si éstos cometen el “crimen de guerra” de atacar a medios de comunicación, un día después de que los insurgentes declararan “objetivos militares legítimos” a dos canales de televisión.

“Cualquier ataque contra medios de comunicación o periodistas es un crimen de guerra. Forzará a los medios y a los periodistas a boicotear la cobertura sobre los talibanes”, declaró el periodista Zia Bomia en representación de los medios en una rueda de prensa en Kabul.

“No es una amenaza a las cadenas de televisión mencionadas, sino una amenaza contra todos los medios de Afganistán”, subrayó Bomia.

Fahim Dashti, miembro de la Unión de Periodistas Afganos, afirmó que los medios de su país no cederán ante las amenazas ni la violencia y cumplirán con su responsabilidad con los principios de un periodismo libre.

“Los medios no están relacionados con ninguna de las partes en la guerra, son instituciones civiles y no deben ser objetivos”, agregó Dashti.

El periodista señaló que, si los talibanes tienen quejas sobre la cobertura periodística que reciben, pueden usar las vías legales.

“Si los talibanes llevan a cabo sus amenazas, el primer paso de los medios y los periodistas será boicotear las informaciones sobre ellos”, aseguró Dashti.

El Gobierno afgano condenó en un comunicado las amenazas y subrayó que hará “todos los esfuerzos necesarios para asegurar la protección y la seguridad de cadaperiodista y los medios de comunicación”.

La Constitución del país asiático consagra la libertad de expresión y declara que “la protección de este valor es una obligación del Gobierno”, que “apoya totalmente las actividades libres, imparciales y equilibradas de los medios”, añadió el Ejecutivo en la nota.

Los talibanes afganos declararon ayer “objetivos militares legítimos” a los canales de televisión Tolo y TV 1 del país asiático y a sus empleados por actuar como “herramientas de propaganda de Estados Unidos y el Gobierno” de Afganistán.

“Tolo y TV 1 están a la cabeza de las cadenas de propaganda que promocionan la información y la cultura de los invasores infieles de Afganistán”, afirmaron los insurgentes en un comunicado colgado en su página web.

Al menos 80 medios de comunicación cerraron en los dos últimos años en Afganistán por motivos como la crisis, la retirada de tropas internacionales que los financiaban y las presiones de los insurgentes, lo que conllevó la pérdida de unos 4.000 empleos, de acuerdo con NAI, organismo de defensa de los derechos de losperiodistas en Afganistán.

Afganistán, con unos 32 millones de habitantes, cuenta actualmente con unos 350 medios escritos, 160 emisoras de radio y 100 canales de televisión. EFE