Periodista marroquí preso en huelga de hambre para lograr cuidados médicos

1 de octubre de 2015
Periodista marroquí preso en huelga de hambre para lograr cuidados médicos

Rabat, 01 oct (EFE).- El periodista marroquí Hicham Mansuri, condenado a diez meses de cárcel por un delito de adulterio, inició una huelga de hambre para lograr cuidados médicos, informaron a Efe fuentes de su defensa.

El periodista, que no será excarcelado hasta el próximo enero, se declaró en huelga de hambre “ilimitada”, señaló Naima Ghallaf, una de los tres abogados que defienden a Mansuri, considerado como preso de opinión por organizaciones como Human Right Watch.

El informador tiene problemas dentales que se complicaron con una infección maxilar, pero las autoridades de la Prisión Zaki de Salé le han negado los cuidados médicos, incluso cuando él se ofreció a pagarlos, dijo Maati Monjib, fundador de la Asociación Marroquí de Periodistas de Investigación, para la que Mansuri trabaja.

No es la primera huelga de hambre que declara Mansuri, condenado el pasado marzo por adúltero tras ser encontrado en su casa con una mujer casada con la que mantenía una relación y que también fue condenada.

Además de Mansuri, otros miembros de su misma asociación han sufrido en los últimos meses distintos desencuentros con las autoridades, principalmente incidentes con la policía al salir del país (o regresar a él) para participar en distintos foros y congresos sobre la libertad de prensa o el nuevo periodismo. EFE