Pérez Esquivel: el Papa hace “gran aporte” al abrir archivos de dictadura

26 de octubre de 2016
Pérez Esquivel: el Papa hace “gran aporte” al abrir archivos de dictadura

BUENOS AIRES.- El activista argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz en 1980, consideró este martes que su compatriota el papa Francisco ha hecho un “aporte muy grande” al impulsar que se hagan públicos los archivos que la Iglesia católica conserva sobre la última dictadura militar de Argentina (1976-1983).

“El papa Francisco ya esto lo tenía pensado hace mucho tiempo. Lo he conversado con él. Es una medida buena acorde con las necesidades también”, dijo el también presidente del Consejo Honorario del Servicio Paz y Justicia América Latina en una entrevista con Efe.

La Secretaría de Estado del Vaticano y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), en un comunicado conjunto, señalaron este martes que el Vaticano abrirá “próximamente” sus archivos sobre el periodo dictatorial, con el fin de que los familiares de las víctimas puedan consultarlos.

“Me parece una medida buena, que es un reclamo que los organismos de derechos humanos venimos planteando hace muchos años. Que el Vaticano ponga a disposición del pueblo y la justicia los archivos que tiene sobre la época de la dictadura”, añadió el Nobel de la Paz, nacido en Buenos Aires en 1931.

En este sentido, aseveró que “hay que buscar la verdad, la justicia y la reparación del año hecho”, y consideró que los informes del Vaticano “pueden servir para eso” y hay que utilizarlos “con sabiduría”.

Es así que confió en que en que esa documentación se ponga a disposición de los jueces o fiscales y el resto de personal que lo necesite para las causas judiciales que siguen adelante para juzgar a los responsables del terrorismo de Estado avivado tras el golpe del 24 de marzo de 1976, y que desembocó en el período más oscuro de la historia argentina.

Pérez Esquivel recordó que muchas de las víctimas de la dictadura y familiares de los desaparecidos en ese período se acercaron durante años a los diversos nuncios del Vaticano en el país para pedir información que pudiera ayudarles a hacer justicia y para saber cuál fue la actuación de la Iglesia en esa época.

“Recuerdo haber discutido muy fuerte con Pío Laghi (nuncio entre 1974 y 1980) sobre la situación”, evoca el activista.

“¿Usted qué quiere que haga? Yo reclamo a los comandantes las cosas, pero después ellos no hacen lo que tienen que hacer”, señala parafraseando a Laghi.

Ese nuncio, como representante del Papa, reclamó información “en muchas oportunidades” a los dictadores, pero después ellos tenían “su propia política”, subraya el activista, convencido entonces de que “es un aporte muy grande” el que ha hecho Jorge Bergoglio.

La apertura de este material se produce después de un largo proceso de digitalización y organización de la documentación indicado por el propio Francisco, quien ya en sus tiempos como arzobispo de Buenos Aires participó en la puesta en marcha del estudio de todos esos datos.

Esta iniciativa se produce después de que en los últimos meses Estados Unidos y Francia también hayan anunciado que desvelarán documentación con la que cuentan de aquellos años.

“Todavía hay muchísima gente que no sabe qué pasó con los desaparecidos. Esto tiene que ver no solo con Argentina sino con el Operativo Cóndor, la internacional del terror, que fue implantado en muchos países fundamentalmente del Cono Sur pero también del resto del continente”, destaca el Nobel.

No obstante, aseveró que esto tiene que ver con la “doctrina de la seguridad nacional” que fue “impuesta” por Estados Unidos a todo el continente.

“Y por eso durante muchísimos años fueron formando a los militares latinoamericanos en las Escuelas de las Américas y las academias militares de los EEUU”, criticó Pérez Esquivel, para quien “todo el sistema represivo, la desaparición de personas y niños no fue nada improvisado”.

FUENTE: EFE