Pérdidas por 400.000 dólares al transporte deja “paro armado” en Colombia

2 de abril de 2016
Pérdidas por 400.000 dólares al transporte deja “paro armado” en Colombia

Bogotá, 2 abr (EFE).- El “paro armado” de 48 horas que decretó el Clan Úsuga, la mayor banda criminal de Colombia, causó pérdidas por 1.200 millones de pesos (unos 395.280 dólares) al transporte intermunicipal de pasajeros, informaron fuentes del sector.

El presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal (Aditt), José Yesid Rodríguez, dijo a Efe que el jueves las pérdidas por pasajeros dejados de transportar ascendieron a “600 millones de pesos (unos 197.303 dólares)”.

A esto se suman “otros 600 millones de pesos por dos buses que fueron quemados”, añadió el portavoz

Los autobuses fueron incinerados por el Clan Úsuga “en la vía Medellín-Jericó y Medellín-Caucasia”, ambas en el departamento de Antioquia (noroeste), sostuvo Rodríguez.

El Clan Úsuga difundió esta semana un panfleto en el que decretaba en el noroeste del país “un paro a partir de las 00 horas del 31 de marzo, hasta las 00 horas del 1 de abril de 2016” que, hasta el momento, deja cuatro policías y un militar muertos.

El paro se cumple principalmente en el Urabá, zona que abarca parte de los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó, y de la región colombo-panameña del Tapón del Darién, que ha sufrido desde hace años la violencia por las disputas entre guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes y bandas de delincuencia común.

El “paro armado” es una acción mediante la que un grupo armado ilegal restringe, bajo amenazas de ataque, la movilidad de personas y vehículos por las carreteras.

Rodríguez aseguró que la parálisis en el transporte alcanzó un “60 %” entre ayer y hoy en la región del Urabá.

Hasta la mañana de hoy, “2.102 buses de transporte intermunicipal permanecían parqueados en las terminales de transporte, principalmente de las ciudades de Medellín, Montería y Apartadó, sin poder movilizar a más de 29.000 pasajeros”, apuntó el directivo.

La Aditt hizo un llamado a las autoridades para “garantizar la seguridad de los pasajeros y evitar la quema de los buses” en los departamentos de Antioquia, Valle, Chocó y Norte de Santander, así como en la costa Atlántica, “donde mayor presencia tiene el grupo armado”.

El Clan Úsuga, liderado por Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, manifestó en un panfleto que el paro busca conmemorar la muerte de Francisco José Morelo Peñate, alias Negro Sarley, quien falleció en un enfrentamiento con las autoridades el 24 de abril de 2013.

La banda, nacida tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006, protesta con esa acción por “la crisis económica, social e institucional” que enfrenta el país, así como por la “corrupción, la negación al servicio de la salud y a una educación gratuita y de calidad”.

La Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal agrupa a 150 empresas en todo el país y a 15.000 propietarios de vehículos.