París, Londres, Berlín y Washington intentan desbloquear el pacto con Irán

19 de febrero de 2021
París, Londres, Berlín y Washington intentan desbloquear el pacto con Irán

París, 19 feb .- En plena tensión en torno al cumplimiento del pacto nuclear iraní, Francia, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos pidieron este jueves a Teherán el respeto de sus compromisos sobre el enriquecimiento de uranio y que no limite las inspecciones internacionales a sus instalaciones atómicas.
Su reunión a cuatro bandas sirvió para advertir a Irán de que reducir la colaboración con los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sería “peligroso”, por lo que reclamaron a ese país que tenga en cuenta el impacto de una medida “tan grave”.
El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, ejerció de anfitrión del encuentro en París de sus homólogos británico, Dominic Raab, y alemán, Heiko Maas, mientras que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se sumó de forma telemática.
Fue su segunda cita con este formato desde que Blinken asumió el cargo en enero y su comunicado final dejó claro su objetivo común de que Irán vuelva no se aleje de las obligaciones del JCPOA, tal y como se conoce a ese pacto en inglés.
UN ACUERDO DEBILITADO
El acuerdo fue suscrito en 2015 entre Irán, la Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, pero se encuentra muy debilitado desde que en 2018 el Gobierno estadounidense de Donald Trump decidió retirar a su país y volver a imponer sanciones económicas a Teherán.
Irán comenzó un año más tarde a reducir sus compromisos de modo gradual y recientemente, en una clara violación de los límites de ese pacto, empezó a enriquecer uranio a una pureza del 20 % y a producir uranio metálico.
La llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca el pasado 20 de enero hizo confiar en una reducción de las tensiones tras haber expresado durante su campaña su deseo de reintegrar a Estados Unidos en el JCPAO siempre y cuando Irán volviera a cumplir sus obligaciones.
Pero el presidente iraní, Hasan Rohaní, no ha bajado la guardia: este jueves urgió a Estados Unidos a corregir pronto sus “errores” pasados y volver al acuerdo, y ayer le subrayó a la canciller alemana, Angela Merkel, que su país no aceptará cambios.
Además, Irán avanzó esta semana que a partir del próximo martes reducirá su cooperación y limitará el acceso de los inspectores internacionales a ciertas instalaciones nucleares ante la falta de avances respecto a la vuelta de EE.UU. al acuerdo.
Blinken apuntó este jueves en la reunión que, tal y como había subrayado Biden, si Irán cumple sus compromisos Estados Unidos hará lo propio y está dispuesto a entablar una discusión con ese país para conseguirlo.
PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL
En ese contexto, los cuatro pidieron a las autoridades iraníes “no tomar ninguna medida adicional” y expresaron su preocupación tanto sobre la producción de uranio enriquecido al 20 %, que “no tiene ninguna aplicación civil creíble”, como sobre la producción de uranio metálico, “una etapa clave en el desarrollo de un arma nuclear”.
Francia reconoció este jueves a través de fuentes del Elíseo que la negociación y la vía diplomática quedaron “gravemente dañadas por la salida de EE.UU.” de ese pacto, pero reafirmó que el objetivo principal es que Irán “no se dote de un arma nuclear”.
“La cooperación transatlántica es indispensable para afrontar los desafíos que atraviesa el mundo principalmente en materia de seguridad, climática, económica y conjunta”, resumió el comunicado de hoy, en el que los tres participantes europeos celebraron la disposición de Washington a retomar la vía diplomática con Irán.
Su llamamiento conjunto se unió a la preocupación expresada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que trasladó a Rohani la “importancia” se seguir cooperando con la OIEA y le aseguró que “la UE seguirá esforzándose” para que Biden vuelva al acuerdo.