París brinda al fotógrafo africano Seydou Keïta su primera gran retrospectiva

2 de abril de 2016
París brinda al fotógrafo africano Seydou Keïta su primera gran retrospectiva

París, 2 abr (EFE).- La obra del fotógrafo maliense Seydou Keïta (Bamako, 1921 – París, 2001) y considerado como una de las grandes figuras de la fotografía de la segunda mitad del siglo XX, es objeto en París de su primera gran retrospectiva.

Tras varias sesiones inaugurales -el miércoles en presencia del presidente francés, François Hollande, la última de ellas anoche-, sus impactantes retratos, testimonio privilegiado de su tiempo y de los cambios en la sociedad de Malí se exponen al público en el Grand Palais hasta el próximo 11 de julio.

La muestra reúne un conjunto excepcional de 300 fotografías, en blanco y negro, en formatos de 50x60cm y 120x180cm, y sigue un recorrido cronológico que comienza en 1949 y concluye en 1962, cuando cerró su estudio.

Ambas fechas son claves. La primera marca el inicio de su carrera profesional con la apertura de su estudio en un animado barrio de Bamako, donde conquistó un éxito inmediato, en particular entre los jóvenes del país.

En 1962, este artista audodidacta, que en 1935, hacia los 14 años (el año de su nacimiento no está totalmente confirmado), descubrió su pasión fotográfica cuando su tío le regaló su primera cámara, cerró su célebre taller para convertirse en retratista oficial de la nueva república de Malí, presidida por el socialista Modibo Keïta.

Occidente descubrió mucho después sus creaciones, ya a principios de los 90 del siglo pasado, y su primera monográfica tuvo lugar en 1994 en la Fundación Cartier de París, ciudad donde falleció en 2001 este descendiente del clan de Sundayata Keïta, fundador del imperio de Mali en el siglo XIII.