Paraguay recuerda Día Mundial del Autismo y pide mayor inclusión

3 de abril de 2016
Paraguay recuerda Día Mundial del Autismo y pide mayor inclusión

Asunción, 3 abr (EFE).- Paraguay recuerda hoy el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, que se conmemora cada 2 de abril, con varios actos simbólicos y el pedido de aumentar la inclusión de las personas con Transtornos del Espectro Autista (TEA) en el país.

A las 19.00 hora local (23.00 GMT), el emblemático Palacio de López, sede de la Presidencia de la República de Paraguay, teñirá sus luces de color azul, símbolo del autismo, para concienciar sobre este problema de salud.

Por su parte, el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, aseguró a través de sus perfiles en las redes sociales que “la inclusión fortalece a Paraguay”, y pidió que se siga hablando sobre el autismo en el país.

Aunque Paraguay carece de estadísticas sobre el número de personas afectadas por TEA, solo en el Hospital Pediátrico Acosta Ñu reciben atención 60 menores, informó hoy el Ministerio de Salud Pública.

Los pacientes son atendidos por un equipo de psicólogos, fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y neurólogos, según el tipo de transtorno y el grado de afectación de sus funciones que presenten.

Los TEA se caracterizan por una alteración en las funciones de la relación social y la interacción con el entorno, que puede estar acompañada de movimientos repetitivos, desvíos en el desarrollo típico del lenguaje, trastornos sensoriales o de conducta, y alteraciones cognitivas, explicó Marco Casartelli, jefe del departamento de Neurología del Hospital Pediátrico.

Los profesionales de este hospital orientan a los familiares de personas con autismo para que puedan replicar las terapias en sus hogares de forma diaria, lo que exige un “gran compromiso familiar”, según Casartelli.

El médico pidió que los servicios de atención a personas con estos trastornos se descentralicen en otras localidades y se pueda capacitar también a los docentes para dar una atención integral a los pacientes en sus comunidades, con el fin de evitar que tengan que desplazarse varios kilómetros para dar respuesta a sus necesidades terapéuticas.

“Hay algo que la sociedad aún no entendió, y es que en algún momento todos contaremos con algún tipo de discapacidad. Tarde o temprano necesitaremos tener estructuras fuertes y consolidadas para que seamos contenidos”, aseguró Casartelli.

Agregó que “todo lo que va destinado a la inclusión es positivo”, y pidió que, al entrar en contacto con un niño con TEA, se le vea como “una persona con muchísimo potencial, capacidad y ganas de participar de una sociedad que estuvo excluyéndole por mucho tiempo”.

La Asamblea General de Naciones Unidas declaró en 2007 por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, para poner de relieve la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos autistas para que puedan tener una vida plena y digna.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo hoy un llamamiento a reforzar la participación e inclusión de las personas con autismo, con motivo de la celebración del Día Mundial de Concienciación sobre ese trastorno neurológico.