Oficialismo de Ecuador respalda la paz en Colombia y al Gobierno de Brasil

2 de abril de 2016
Oficialismo de Ecuador respalda la paz en Colombia y al Gobierno de Brasil

Quito, 2 abr (EFE).- El movimiento oficialista ecuatoriano Alianza País (AP) expresó su respaldo al Gobierno de Brasil “ante los intentos desestabilizadores de la restauración conservadora” y expresó también su apoyo a los diálogos para la paz en Colombia.

La formación política liderada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, formuló en estos términos las resoluciones de su Directiva Nacional, reunida ayer, en las que respaldó al Gobierno de Dilma Roussef, quien podría responder en su país a un juicio político impulsado por la oposición.

Para AP, el Ejecutivo brasileño afronta intentos de desestabilización que se inscriben en el contexto de las pretensiones desestabilizadoras contra “los regímenes democráticos en América Latina”.

La formación respaldó también el proceso de paz en Colombia tras el anuncio, efectuado este miércoles, del inicio de conversaciones de paz entre el Gobierno y la segunda guerrilla de ese país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En el documento en el que hace pública sus resoluciones, publicado en su web, el movimiento expresa también su rechazo a los recientes atentados cometidos en Bélgica y Pakistán y condena “el terrorismo y toda forma de violencia como recurso político”.

AP, que celebrará el 5 de junio en la localidad de Puyo su Quinta Convención Nacional, expresa también su apoyo a un proyecto de reforma para el aumento de impuestos al tabaco, alcohol y bebidas azucaradas, así como a las decisiones económicas del presidente Correa y del Gobierno.

El movimiento resolvió también “preparar un combativo 1 mayo en cada provincia” y seguir con sus conferencias ideológicas “para proponerle al pueblo ecuatoriano el mejor programa de gobierno”.

La formación política, de otro lado, designó a Fander Falconí como responsable de su Comisión de Relaciones Internacionales en sustitución de Guillaume Long, quien ha dejado ese cargo tras ser nombrado canciller, y a Ana María Larrea como presidenta de la Comisión de Formación Política.