Obligan a reportero a entregar material de entrevista a supuesto terrorista

1 de abril de 2016
Obligan a reportero a entregar material de entrevista a supuesto terrorista

Toronto (Canadá), 1 abr (EFE).- Un juez canadiense ordenó a un periodista que entregue a la Policía todo el material que recopiló para escribir una serie de artículos sobre un sospechoso de terrorismo.

La decisión judicial afecta al periodista Ben Makuch, que trabaja para la publicación digital Vice Media y quien en 2014 escribió una serie de artículos sobre Farah Shirdon, un residente de la ciudad canadiense de Calgary sospechoso de actividades terroristas.

En los artículos, Shirdon, de 22 años, declaró que “los canadienses deberán enfrentarse a las represalias. Si eres parte de la alianza de cruzados contra el Islám y los musulmanes, verás tus calles llenas de sangre”, dijo.

Makuch entrevistó en varias ocasiones a Shirdon, que dijo estar en Irak, a través de internet. La Policía Montada de Canadá solicitó al periodista que le proporcionase información sobre Shirdon así como copias de los mensajes intercambiados con él a través de internet, a lo que el informador se negó.

Pero hoy, el juez del Tribunal Superior de Ontario Ian MacDonnell ordenó a Makuch la entrega de todos los materiales que utilizó para redactar sus informaciones a la vez que prohibió la publicación de los datos que la Policía utilizó para obtener la orden judicial.

MacDonnell justificó su decisión por el “fuerte interés público” en la “investigación y encausamiento” de las acusaciones de terrorismo.

Shirdon fue encausado en ausencia en 2015 por varios cargos, entre ellos acudir a Irak para participar en actos terroristas.

En una foto difundida por la Policía Montada canadiense, Shirdon aparece totalmente vestido de negro junto a un vehículo militar Humvee adornado con la bandera de la organización Estado Islámico.

La Policía Montada dijo que Shirdon salió de Canadá el 14 de marzo de 2014 para integrarse en las fuerzas del Estado Islámico en Siria y que varias informaciones señalan que el ciudadano canadiense murió en el país árabe ese mismo año, aunque las autoridades canadienses no han podido confirmarlo.