Número de funcionarios públicos en Brasil, más del doble que hace 3 décadas

7 de diciembre de 2019
Número de funcionarios públicos en Brasil, más del doble que hace 3 décadas

Río de Janeiro, 7 dic (EFE).- El número de funcionarios públicos en Brasil es más del doble que hace tres décadas, ya que de 5,1 millones en 1986 se pasó hasta los hasta 11,4 millones en 2017, según un estudio divulgado este viernes por el estatal Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA).
De acuerdo con el estudio, mientras que el número de empleados en el sector público saltó 125 % en las últimas tres décadas, el de trabajadores en el sector privado creció un 96 %.
Y mientras que el salario promedio de los funcionarios del Estado saltó un 23,5 % en el período analizado, el de los empleados privados se mantuvo estable.
El fuerte crecimiento del tamaño del Estado hizo con que el costo de los funcionarios públicos en Brasil en 2017 ascendiera a 750.900 millones de reales (unos 183.146,3 millones de dólares), el equivalente al 10,5 % del producto interno bruto (PIB) del país.
El estudio mostró que el aumento de empleados del Estado es mayor en los gobiernos municipales y regionales y que sólo uno de cada diez funcionarios depende del Gobierno federal (nacional) de Brasil.
Mientras que el número de empleados públicos en los municipios saltó un 276 %, desde 1,7 millones en 1986 hasta 6,5 millones en 2017, ese aumento fue del 50 % en los gobiernos regionales (estados) y del 28 % en el gobierno federal.
Pese a que representan el 60 % de los empleados públicos del país, los funcionarios de los municipios ganan, en promedio, un valor tres veces inferior a de los vinculados al gobierno federal.
El salario mensual promedio de los empleados públicos de los municipios en 2017 era de 2.800 reales (unos 682,9 dólares), el de los funcionarios de los gobiernos regionales de 4.600 reales (unos 1.121,9 dólares) y el de los del gobierno federal de 8.500 reales (unos 2.073,2 dólares).
El crecimiento del funcionariado igualmente es mayor entre los empleados del Poder Judicial y Legislativo que en el Ejecutivo.
Mientras que el número de empleados del Poder Ejecutivo aumentó un 115 % en el período analizado, desde 5 millones en 1986 hasta 11,1 millones en 2017, el de los vinculados al Poder Judicial saltó un 512 %, desde 59.000 hasta 363.000, y el de los del Poder Legislativo en un 436 %, desde 51.000 hasta 275.000.
El salario promedio de los empleados del Poder Judicial (12.081 reales o 2.946 dólares) casi dobla el de los del Poder Legislativo (6.025 reales o 1.469,5 dólares) y triplica el de los del Poder Ejecutivo (3.895 reales o 950 dólares).
Un estudio divulgado en octubre por el Banco Mundial mostró que el salario de un funcionario público en Brasil es en promedio un 96 % superior (casi el doble) al de un profesional con cargo semejante en la iniciativa privada en la misma área de actuación.
El organismo multilateral concluyó que los reajustes salariales por encima de la inflación que el Estado concedió a sus funcionarios, aún en períodos de recesión y caída de recaudación, fueron la principal causa para el aumento del valor de la nómina en los últimos años.
El valor destinado a la nómina de funcionarios públicos activos es el mayor gasto para las cuentas públicas de Brasil después de las pensiones y jubilaciones, admite el propio Gobierno.
El elevado déficit fiscal de Brasil y la enorme deuda pública se han convertido en dos de los principales desafíos del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, que ha adoptado diferentes medidas de corte liberal para reducir los gastos públicos, entre los cuales una amplia reforma al sistema de jubilaciones y pensiones.
En los últimos doce meses hasta octubre, el déficit fiscal nominal del país llegó al equivalente al 6,44 % del PIB, mientras que la deuda bruta cerró ese mes con un valor correspondiente al 78,3 % del PIB, cuando a principios de 2014 no llegaba al 60 %. EFE
cm/laa