Nueva ayuda a la clase media marca el debate en Chile por retiro de pensiones

15 de julio de 2020
Nueva ayuda a la clase media marca el debate en Chile por retiro de pensiones

Santiago de Chile, 15 jul (EFE).- Las nuevas ayudas a la clase media anunciadas este martes por el Gobierno de Chile marcaron una jornada en la que los diputados iniciaron el debate en particular del proyecto que busca permitir que los ciudadanos puedan retirar hasta el 10 % de sus fondos de pensiones debido a la pandemia.

La iniciativa, que se votará este miércoles, fue aprobada la semana pasada en sus términos generales por la Sala de Diputados, contando con el voto a favor de trece parlamentarios oficialistas sobre los que el Ejecutivo, que es contrario a esta reforma, no pudo hacer valer la disciplina de partido, aunque la oposición es mayoría en la Cámara baja chilena.

El Gobierno considera que esta iniciativa impide que se acometa una reforma estructural del sistema de pensiones y en su voluntad está que el nuevo paquete de ayudas económicas para la ciudadanía que hoy anunció el presidente Sebastián Piñera convenza tanto a los parlamentarios oficialistas como a los opositores para no apoyar el retiro anticipado de los fondos previsionales.

“La protección de la clase media no puede ni debe hacerse a costa de disminuir sus ahorros previsionales, ni sus pensiones, ni comprometer el futuro del país”, expresó Piñera durante la presentación de las nuevas ayudas, que contemplan un bono de 500.000 pesos (634 dólares) para quienes cobraban al mes entre 500.000 y 1,5 millones de pesos (1.900 dólares) y que han sufrido caídas de más del 30 % en sus ingresos por la pandemia.

El paquete incluye además créditos estatales blandos, subsidios de arriendo y la postergación de pagos hipotecarios, unas medidas que ya fueron anunciados el pasado 5 de julio y que fueron duramente criticadas por alentar el ya de por sí alto endeudamiento de la clase media.

LAS NUEVAS AYUDAS NO CONVENCEN A LOS DIPUTADOS

Con estas ayudas, el Gobierno espera que los hasta trece diputados de la coalición oficialista Chile Vamos que apoyaron la idea de legislar el retiro anticipado de una parte de las pensiones reviertan ahora su voto, pero algunos de ellos ya han dicho que lo mantendrán.

“Anuncio tardío y aún insuficiente por parte de mi Gobierno, por lo que reafirmo mi votación a favor del retiro del 10 %”, dijo en su cuenta de Twitter el diputado Leonidas Romero, del partido oficialista Renovación Nacional.

Desde esa misma agrupación, el parlamentario Andrés Celis valoró en su cuenta de Twitter el anuncio del Gobierno, pero consideró que la gente debe tener la libertad de optar entre retirar el 10 % de sus fondos previsionales, si lo desean, más la ayuda anunciada por el Ejecutivo.

Desde la oposición, líderes como Fuad Chahín, de la Democracia Cristiana, dijeron en la misma red social que se mantienen firmes en su apoyo al retiro de las pensiones y criticaron que para acceder a las ayudas propuestas por el Gobierno los ciudadanos tienen que cumplir muchos requisitos.

Otros, como Raúl Soto, jefe de la bancada del Partido por la Democracia, dijo en Twitter que “no hay vuelta atrás con el retiro del 10 %” y que el plan de beneficios del Gobierno para la clase media “llega tarde y es insuficiente”.

DEBATE Y VOTACIÓN EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS

El debate en la Cámara de Diputados sobre el retiro parcial de los fondos de pensiones continuará este miércoles y está previsto que pueda ser votado en las primeras horas de la tarde.

Para que el proyecto pase al Senado necesita la aprobación de las tres quintas partes de los votos de los diputados, requisito que también se fijo para la eventual votación que pueda tener lugar en la Cámara alta.

El modelo de pensiones de Chile se basa en el ahorro individual obligatorio, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Con la reforma constitucional que se debate en el Congreso se busca establecer un mecanismo transitorio de retiro parcial anticipado de los ahorros previsionales, con ocasión de la crisis económica provocada por la pandemia de la COVID-19, de tal manera que por única vez los afiliados al sistema de pensiones que lo deseen puedan retirar hasta el 10 % de sus fondos acumulados en las AFP.

El modelo previsional chileno fue instaurado en 1980, durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y es altamente contestado por parte de la población, con habituales manifestaciones multitudinarias.

Además, es uno de los motivos centrales que motivaron el estallido social del pasado octubre. EFE

rfg/laa