Museo Beit Shturman: naturaleza, arte y atracciones infantiles

9 marzo, 2020
Museo Beit Shturman: naturaleza, arte y atracciones infantiles

El Museo Beit Shturman ubicado en el kibutz Ein Harod, es el primer museo de asentamiento establecido en la Tierra de Israel. Lleva el nombre de Haim Shturman que viajó al valle de Beit Shean con sus amigos Aaron Atkin y el veterinario Dr. David Mossinson para encontrar lugares donde se pudieran establecer nuevos puntos de asentamiento.

“Kibutz” de Micha Bar On

Su vehículo alcanzó una mina y los tres fueron asesinados en el lugar. En 1941, tres años después de su muerte, se inauguró el museo en Ein Harod, un hogar que mostrará el espíritu de Shturman en su personalidad y los valores que le importaban: el amor humano y la tierra, la naturaleza, los asentamientos y la agricultura.

El museo tiene varias salas dedicadas a diferentes temas, tales como naturaleza, la historia de la zona, en su mayoría de los años 30 y 40 y también un par de salas de arte moderno. La parte natural ocupa dos salas con todos los animales de la zona, que pueden rivalizar con otros grandes museos de historia natural.  En el Museo hay un auditorio y una sala para actividades infantiles con muchos juegos y atracciones didácticas muy especiales. En estos días la muestra se titula “Un Cuento más” inspirada en el programa documental homónimo de Modi Bar On. Una muestra en la que el visitante puede vivir una experiencia muy entretenida y colorida regresando a los lugares de la infancia, buscando otro cuento más

Sección Infantil

La colección dedicada a la naturaleza profundiza la conexión humana con el medio ambiente  es una exhibición construida sobre estos principios, una muestra activa de la colección de animales en el valle. La visión de los fundadores del Museo Beit Shturman fue establecer una colección de naturaleza que preservaría para las generaciones venideras la variedad de animales que vivieron en el valle pre-judío.

El fundador y primer director del museo, Shmuel Saburai, definió su visión o como “Reunir cada conocimiento y cada exhibición útil de este pedazo de tierra natal, su topografía, sus estratos geológicos, sus canteras y sus diversas tierras, en sus vastas aguas”. La colección comenzó con una serie de artículos y los residentes del valle durante generaciones han enriquecido y traído interesantes hallazgos, incluidos animales encontrados en los campos, para exhibir en el museo. La colección única del museo permite una mirada más cercana a los animales que vivían en la naturaleza, su verdadero tamaño y detalle.

En la sala de arte se presenta en estos días una muestra fotográfica de Micha Bar Am dedicada a la vivencia del “kibutz”. Bar Am (88)  ganador del Premio Israel, es mejor conocido por sus fotografías de la vida cotidiana y las guerras, como parte de la continuidad de la vida en el país. La exposición actual interpreta las primeras fotografías de Bar-Am junto con la continuación de la documentación del kibutz después de haberlo dejado, son fotografías que constituyen un “punto de partida” o “sistema articulado” para comprender su carrera fotográfica. Como la mayoría de los fotógrafos de kibutz posteriores al establecimiento, Bar-Am, un fotógrafo autodidacta, también comenzó su viaje en una habitación pequeña y oscura en un almacén lateral. Decidió irse y comenzar a fotografiar fuera del kibutz, y logro gran fama. Es interesante examinar cómo su estilo abstracto e ingenuo, que comienza en el kibutz, se convierte en documental, mixto y político. La exposición tiene 70 fotos y está acompañada por un libro que cubre unas 200 fotografías. El curador es Guy Raz.