Miles de fieles en Brasil conmemoran el inicio de la Semana Santa

26 de marzo de 2016
Miles de fieles en Brasil conmemoran el inicio de la Semana Santa

Río de Janeiro, 26 mar (EFE).- Comenzaron las conmemoraciones de la Semana Santa en Brasil, marcadas por las representaciones litúrgicas y las procesiones que anualmente congregan a miles de fieles a lo largo de todo el país.

La representación de la Pasión de Cristo reunió hoy bajo la lluvia a numerosos fieles en la ciudad de Porto Alegre, en el estado brasileño de Rio Grande do Sul, que acudieron a ver una celebración que este viernes cumple 22 años.

Desde primera hora de la mañana, centenares de creyentes se acercaron hasta el Santuario de São José do Murialdo, en el barrio de Partenon, para presenciar el inicio de esta popular celebración del Viernes Santo.

Bajo el lema ‘Casa común, nuestra responsabilidad’, la representación buscó, además, este año concienciar a la población sobre la importancia de la lucha contra el mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión de los virus del Zika, dengue y chikunguña.

Por este motivo, al comienzo de la representación ‘ángeles’ calzados con zancos de madera arrojaban desde las alturas agua bendita sobre los fieles, como símbolo de la importancia de mantener las aguas limpias, para acabar con los focos del mosquito.

En el norte del país, se espera que durante la noche del Viernes Santo miles de fieles se acerquen a presenciar una de las procesiones más tradicionales del país, la del Señor Muerto, que recorre el centro histórico del municipio de Olinda, en el estado de Pernambuco.

La procesión, que dará inicio tras una breve homilía y que recuerda la crucifixión y muerte de Jesús, es una de las más tradicionales en esta ciudad colonial del noreste del país.

Sin el festivo del Jueves Santo, como se celebra en otros países católicos, la Semana Santa en Brasil comienza prácticamente el viernes y las procesiones y actos litúrgicos reunieron desde hoy a miles de fieles en las capitales regionales y otras ciudades intermedias arraigadas a las tradiciones religiosas.

Pese a que Brasil es el país con mayor número de católicos del mundo, la Semana Santa suele atraer pocos fieles a las celebraciones religiosas en grandes ciudades como Sao Paulo y Río de Janeiro, mientras que la tradición del Viernes Santo se conserva más en pequeñas ciudades del interior.