Merkel expresa su preocupación por un periodista alemán retenido en Turquía

20 de abril de 2016
Merkel expresa su preocupación por un periodista alemán retenido en Turquía

Berlín, 20 abr (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que su Gobierno sigue con “cierta preocupación” la situación del periodista de la televisión pública ARD retenido en el aeropuerto de Estambul, después de que se le impidiera entrar en Turquía.

Merkel aseguró, durante una rueda de prensa junto al presidente palestino, Mahmud Abás, que el ministerio de Exteriores está en contacto con las autoridades turcas para que el periodista pueda retomar pronto su actividad, sin hacer más comentarios.

“Lo seguimos y lo vemos con cierta preocupación”, manifestó Merkel enfrentada a un nuevo incidente con Turquía, tras las demandas por injurias interpuestas por el presidente de ese país, Recep Tayyip Erdogan, contra el humorista alemán Jan Böhmermann.

El caso del periodista, según informó la cadena pública regional SWR, afecta al responsable de la oficina de ARD en El Cairo, Volker Schwenck, retenido en el aeropuerto de Estambul cuando hoy intentaba entrar a Turquía para realizar un reportaje sobre los refugiados en la frontera con Siria.

Según la SWR, Schwenck se encuentra retenido en la zona de tránsito del aeropuerto a la espera de ser expulsado, sin que las autoridades le hayan explicado los motivos por los que no le dejan entrar en el país.

“Última parada Estambul. Entrada en Turquía rehusada. Hay un apunte en mi nombre. Soy periodista. ¿Un problema?”, escribió en su cuenta de Twitter el corresponsal, que dirige desde hace años la oficina de la ARD desde la que se cubre Oriente Medio y también Siria.

Desde Marruecos, donde se encuentra de viaje, el vicecanciller alemán y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, criticó el paso de las autoridades turcas y confió en que el Gobierno de Ankara “corrija rápido este error” y deje al periodista continuar su viaje y realizar su trabajo.

Este incidente se suma al “caso Böhmermann”, un conocido humorista alemán demandado por Erdogan por un poema presuntamente injurioso que recitó en la segunda cadena de la televisión pública (ZDF).

Junto a la demanda interpuesta por Erdogan como persona particular, Ankara pidió al Gobierno alemán iniciar un proceso penal por injurias a un jefe de Estado extranjero y obligó a Merkel a pronunciarse, ya que iniciar ese proceso por el Artíclo 103 exigía la luz verde del Ejecutivo.

En una decisión polémica que abrió una nueva grieta con sus socios socialdemócratas en la gran coalición, Merkel anunció el pasado viernes que aceptaba la petición de Ankara. EFE