Avión de la Fuerza Aérea Argentina se estrella y el piloto muere

6 de agosto de 2020
Avión de la Fuerza Aérea Argentina se estrella y el piloto muere

Buenos Aires, 6 ago (EFE).- Un avión de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), que realizaba tareas de adiestramiento junto a otra aeronave, se estrelló este miércoles en la provincia de Córdoba (centro) y el piloto falleció pese a haber realizado una eyección antes del impacto, del que todavía se desconoce la causa.
La FAA informó a través de un comunicado que el piloto fallecido, el capitán Gonzalo Fabián Britos Venturini, fue encontrado sin vida por el personal de Búsqueda y Rescate de la V Brigada Aérea “cerca del lugar de eyección”, al que acudieron tras recibir la alerta correspondiente.
El avión era un caza bombardero A-4AR Fighting Hawk, perteneciente al Grupo 5, que había despegado de la base de la FAA en la localidad de Villa Reynolds, provincia de San Luis, a unos 90 kilómetros del lugar del siniestro, en la población cordobesa de Villa Valeria.
“Hasta el momento se desconocen las causas que produjeron la eyección, activándose los protocolos establecidos para la determinación e investigación de las mismas”, destaca el comunicado.
En el mismo, la FAA expresa que “lamenta profundamente la pérdida de uno de sus jóvenes Halcones, acompañando a la familia del señor capitán en este difícil momento”.
La V Brigada Aérea, conocida como Cuna de Halcones, realiza desde el mes pasado tareas de adiestramiento que incluyen operaciones diurnas y nocturnas de táctica aire-aire, aire-tierra, búsqueda y rescate e identificación y designación de blancos con las aeronaves participantes.
En los últimos meses integró el Comando Zona de Emergencia de la región de Cuyo, que contribuyó a las tareas de apoyo a la comunidad en el marco de la pandemia de coronavirus.
La unidad puso a disposición varias aeronaves para eventuales traslados de vacunas y otros elementos hospitalarios, participó en la construcción de 100 biombos, que fueron donados a centros asistenciales de pacientes leves, y conformó “un equipo de cocineros con sus respectivos ayudantes, en caso de ser necesario para elaborar y ofrecer comida a más de 800 personas, si así se requiriera”. EFE
apr/rgm/eat
(foto)