Margallo y Ban, preocupados por respuesta insuficiente a crisis de refugiados

2 de marzo de 2016
Margallo y Ban, preocupados por respuesta insuficiente a crisis de refugiados

Madrid, 2 mar (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mostraron su preocupación por el problema de los refugiados, las restricciones fronterizas y la respuesta insuficiente la UE.

El jefe de la diplomacia española recibió hoy en el palacio de Viana al máximo responsable de Naciones Unidas, de gira por varios países europeos y que mañana continuará con un viaje a Burkina Faso, Mauritania y Argelia, donde abordará el conflicto sobre el Sahara Occidental, sin ser recibido en Marruecos.

La situación en Siria, la crisis de los refugiados, el conflicto del Sahara Occidental, Libia, la lucha contra el terrorismo o la pacificación de Colombia, han sido algunos de los asuntos abordados durante la reunión.

Sobre Siria y el problema de los refugiados, Ban expresó su preocupación por las restricciones fronterizas y subrayó que “toda persona que busca asilo tiene el derecho a que se estudie su petición”.

Recordó que una resolución de la ONU ha permitido entregar ayuda a 80.000 personas en Siria y que está previsto que en los próximos días se pueda hacer otra entrega de ayuda por vía aérea a otras 140.000 personas.

Tras considerar “primordial” que el cese de hostilidades y el acuerdo entre Rusia y Estados Unidos se mantenga, Ban hizo un llamamiento a las partes para que “demuestren su buena fe y se pueda entregar la ayuda humanitaria en las zonas afectadas”.

Por su parte, García-Margallo reconoció que el problema de los refugiados es “un desafío moral y legal de primera magnitud, al que Europa no está respondiendo de forma satisfactoria”.

En este sentido indicó que hay falta de coordinación de políticas en Europa.

Asimismo advirtió de que los centros de acogida de Italia y Grecia no están funcionando y reiteró que el problema de los refugiados es “muy grave”.

“Europa no está dando la respuesta adecuada y requiere trabajar de forma inmediata”, resaltó.

García-Margallo celebró el acuerdo de cese de hostilidades en Siria y ha confiado en que se respete el “frágil acuerdo” para que pueda llevar la ayuda humanitaria.

Aseguró que la solución al conflicto no es militar sino mediante una negociación, que incluya a todos los grupos, salvo los declarados terroristas por la ONU.

El responsable de Naciones Unidas ha agradecido a España su papel activo en esta organización, su solidaridad y su contribución a las misiones internacionales y prevención de conflictos.

Tras su breve estancia en Madrid, Ban Ki-moon visitará Burkina Faso, Mauritania y Argelia, en donde se reunirá con las autoridades de los respectivos países implicados, salvo Marruecos.

Sobre el conflicto del Sahara Occicental, el jefe de la diplomacia española ha recordado la posición de España, que defiende una solución en el marco de la ONU con la negociación entre las partes en litigio y su respaldo a la ONU, que asumió en 1991 su papel de mediador.