Mapuches chilenos protestan en contra de militarización en el sur del país

4 de abril de 2019
Mapuches chilenos protestan en contra de militarización en el sur del país

Santiago de Chile, 4 abr (EFE).- Unos 500 mapuches marcharon este miércoles por el centro de Temuco, en el sur de Chile, en protesta contra la militarización de la zona y por la libre determinación de los pueblos originarios, iniciativa que terminó con enfrentamientos con Carabineros, severos daños y al menos 11 detenidos.

En la movilización, llamada por los líderes del movimiento Wallmapuche, agrupados en Temucuicui, y los movimientos sociales y políticos ligados al movimiento indígena, los participantes defendieron en la calle el “derecho a la protesta pacífica” y rechazaron la llegada de fuerzas especiales desde el pasado año.

Sin embargo, como la marcha no estaba autorizada, Carabineros arremetió contra los manifestantes pese a que las personas celebraban la protesta en forma pacífica.

Marcelo Catrillanca, padre de Camilo Catrillanca, el joven comunero asesinado por Carabineros el pasado 14 de noviembre en un operativo policial, intentó dialogar con la Policía para tramitar el permiso para marchar, sin embargo este fue negado.

Pese a la negativa, los mapuches y sus compañeros decidieron continuar con la movilización por el centro de la ciudad de Temuco, situada 673 kilómetros al sur de Santiago, lo que originó el actuar de las fuerzas especiales de Carabineros, quienes utilizaron chorros de agua y gases lacrimógenos.

Por largos minutos los manifestantes se enfrentaron con la Policía uniformada.

Los mapuches utilizaron sus palínes (bastón de madera con el que juegan la chueca, un deporte que tiene similitud con el hockey) para defenderse de la arremetida policial.

En parte de un comunicado que hicieron llegar a la prensa, los manifestantes aseguraban que hacían uso de su “derecho a la libre-determinación consagrada en la declaración de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de 2007” y llamaron al pueblo chileno a que asista y les “acompañe en esta concentración”.

Los mapuches piden desde fines del año pasado la salida de la zona del denominado Comando Jungla, conformado por hombres del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros que el Gobierno de Sebastián Piñera colocó en el lugar.

El Intendente de La Araucanía, Jorge Atton, confirmó en la noche del miércoles a la prensa que el Gobierno se querellará por los daños ocasionados durante la protesta.

Atton indicó que cinco policías resultaron lesionados, uno de ellos debido a fuertes golpes con objetos contundentes.

Diversos locales comerciales, incluyendo las oficinas del diario El Austral, además de vehículos, resultaron dañados por la acción de los manifestantes.

Las autoridad regional aseguró que 11 personas resultaron detenidas en la manifestación.

Chile arrastra desde hace décadas este conflicto en las regiones de La Araucanía y Bío Bío, que ha provocado ataques incendiarios a propiedades, bosques y vehículos, así como la muerte violenta de comuneros, policías y agricultores. EFE

mc/arm