Mafias paramilitares están presuntamente vinculadas a hechos violentos en Tumeremo

19 de marzo de 2016
Mafias paramilitares están presuntamente vinculadas a hechos violentos en Tumeremo

AVN.- Mafias paramilitares están presuntamente vinculadas a los hechos punibles ocurridos en Tumeremo, estado Bolívar, donde 17 personas fueron asesinadas, informó este viernes el ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López.

Los últimos resultados de la investigación que realiza los cuerpos de seguridad del Estado sobre los hechos de violencia registrados en Tumeremo determinaron la presencia de una organización paramilitar que operaba con una estructura dedicada a la extracción minera ilegal, secuestro y extorsión.

“En la población de Tumeremo existe una red política económica que recibe fondos ilegales provenientes del paramilitarismo”, informó este viernes el Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, quien ofreció al país un balance de esta investigación en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión.

De acuerdo con investigaciones realizadas por expertos en el área de criminalística, la estructura delictiva está liderada por los ciudadanos Hamilton Andrés Ulloa Suárez y Alexandro Lisandro González Montilla, apodados como El Topo y el Gordo Lisandro, respectivamente.

Ambos, acompañados por sicarios, tenían el control de las minas ubicadas en el estado Bolívar. “Ambos cabecillas de la banda paramilitar con fines políticos están siendo requeridos por los delitos de extracción minera ilegal, extorsión y secuestro”, señaló el ministro González López quien agradeció a testigos y familiares de los mineros desaparecidos por aportar datos clave a la investigación.

La estructura delictiva operaba en las minas Hoja de lata, El Limón y Vuelvan Caras. Entre sus colaboradores figuran los ciudadanos Rosa Gil, quien fungía como operadora logística; Francisco David Zambrano, quien reclutaba a personas para el trabajo forzado en las minas; y Carlos Alcorce, dedicado a la compra de armas. De este grupo, este último aún no ha sido detenido por las autoridades.

“También están plenamente identificados los cuatro sujetos de alta confianza en la estructura paramilitar: entre ellos José Ángel Luis Montilla, Joangel José Granado, Alexander Romero Montilla, José Armando Ruiz Montilla, todos buscados activamente en el territorio nacional (…) Estas organizaciones paramilitares se pelean el control político y económico de la zona minera”, agregó el ministro.

Los hechos

El ministro González López informó que entre 30 y 40 integrantes de esta organización, portando armas largas, reclutaron cerca de 20 personas que luego fueron trasladadas hacia una de las minas, ubicada a una hora y media de Tumeremo.

“En este espacio bajo el control de los grupos negativos, los paramilitares ejecutaron de forma planificada un perfil de selección de las víctimas, que incluía artesanos mineros y a comerciantes de oro como un primer grupo”, explicó el Ministro, de acuerdo al testimonio de dos víctimas que fueron liberadas “debido a la presión que ejercieron las fuerzas especiales activadas en la zona”, agregó.

“Los testigos han revelado que sus captores comentaban ‘Tenemos dos, faltan nueve’. De estos grupos de personas seleccionadas, algunas posteriormente fueron ajusticiadas mientras dos de ellas fueron obligadas, bajo amenaza, a trasladar a los cadáveres en un vehículo de carga tipo camión”, detalló González López.

Las víctimas que luego fueron enterradas con la ayuda de un vehículos tipo excavadora, fueron encontradas por la autoridades días después con heridas de bala en el cráneo y en el pecho.

El Ministro ratificó la voluntad del Estado venezolano en profundizar la investigación par esclarecer los hechos y pidió máximo respeto para los familiares de los mineros desaparecidos.

El pasado 16 de marzo, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, informó que 14 cadáveres, encontrados e identificados en Tumeremo, fueron entregados a sus familiares. En la zona se encontraron 17 cuerpos.