Madrid es la región con menos economía sumergida, según el consejero

7 de marzo de 2021
Madrid es la región con menos economía sumergida, según el consejero

Madrid, 7 mar (EFE).- La Comunidad de Madrid es la región española con menos economía sumergida al situarse en el 16,2 % de su producto interior bruto (PIB), lo que supone alrededor de 39.000 millones, según el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, que lo ha achacado a los bajos impuestos de la Comunidad.

El consejero ha ofrecido este sábado una rueda de prensa telemática en la que ha analizado el impacto y los efectos que la economía sumergida tiene en la fiscalidad de la Comunidad de Madrid, con datos anteriores a la pandemia del coronavirus.

“Comparando algunos estudios y realizando algunos análisis, los servicios de la Consejería de Hacienda llegamos claramente a la conclusión de que una política de impuestos bajos como la que hace la Comunidad de Madrid no solo se traduce en mayor crecimiento de empleo sino que reduce la economía sumergida”, ha asegurado Lasquetty.

Con esa fiscalidad también “aumenta la recaudación, y eso permite financiar servicios de la Comunidad de Madrid y también aportar a la caja común de toda España”, ha agregado.

El consejero ha expuesto las principales conclusiones de diversos estudios que han abordado esta cuestión, como el reciente informe ‘La tributación del ahorro y su incidencia en la reactivación económica desde la perspectiva regional‘, elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) y CEIM, que sitúa a la Comunidad como la región con menor economía sumergida.

Tras abordar los problemas que genera la economía sumergida, Lasquetty ha indicado que los “principales estudios” lo “correlacionan muy directamente con costes demasiado elevados del sistema tributario”, con “excesiva regularización de la actividad económica” y “también cuando no hay suficiente persecución del fraude fiscal”.

El volumen en la región es de un 16,2 %, que es “mucho y debería ser mucho menos”, pero a la vez “la media española son siete puntos más, 23,1 %”.

Ese 16, 2 % se traduce en “unos 39.000 millones de euros” aunque “si Madrid tuviera una economía sumergida como la media nacional, la economía en B” regional sería de “55.500 millones” y la recaudación “bajaría en la Comunidad de Madrid de 22.800 millones a 21.200 millones de euros”.

Lasquetty ha agregado que con el informe “lo que hemos hecho es poner en relación los datos sobre economía sumergida en cada una de las regiones y los datos sobre competitividad fiscal o presión fiscal en cada una de las comunidades autónomas”.

“Los datos lo que enseñan es que con unos impuestos más bajos (…) se desincentiva el fraude fiscal, hay menor fraude en la economía sumergida. Las regiones que son más competitivas fiscalmente como Madrid y País Vasco (17 %) tienen menor economía sumergida”, ha manifestado.

Algo similar sucede “si contrastamos la economía sumergida con el esfuerzo fiscal” entendido como “recaudación sobre PIB per cápita”, ha señalado el consejero, quien ha agregado que “a mayor esfuerzo fiscal, por tanto, a mayores impuestos, más economía en B, en negro”.

En este sentido, ha apuntado que “Madrid, que tiene los impuestos más bajos de toda España, es la que más recauda, entre otros factores, porque tiene menos economía sumergida y como consecuencia de ello también es la región en la que hay mayor solidaridad entre rentas altas e inferiores”.

Ha puesto como ejemplo el incremento de las donaciones declaradas desde 2006 (año en el que la Comunidad de Madrid pasó a bonificar el 99 % del tributo), que alcanzaron la cifra de 4.000, frente a las 50.000 de 2019, algo que también se reflejó en el aumento de la recaudación por este concepto, que pasó de 20 millones de euros en 2006 a 32 millones de euros en 2019. EFE