Macri rechaza que eliminar retención a producción agrícola favorezca a ricos

22 de abril de 2016
Macri rechaza que eliminar retención a producción agrícola favorezca a ricos

Buenos Aires, 22 abr (EFE).- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, remarcó hoy que “no es verdad” que su decisión de rebajar los impuestos a la producción y las exportaciones agropecuarias sea “haber actuado en favor de los ricos”.

“Me cuesta entender cuando me dicen que haber sacado las retenciones a la producción y a la exportación del campo argentino es haber actuado en favor de un sector, en favor de los ricos. Eso no es verdad”, dijo Macri en un acto en la planta de la empresa avícola Cresta Roja, en la ciudad bonaerense de Esteban Echeverría.

Al poco de asumir la Presidencia, el pasado 10 de diciembre, el presidente anunció una rebaja de los impuestos a las exportaciones agropecuarias y la promesa de mejorar las infraestructuras con el fin de duplicar la producción y que el país se convierta “en el supermercado del mundo”.

Macri señaló hoy que lo que se buscó con esa medida “fue la equidad” y que las economías regionales “puedan crecer” y “producir”.

“Este es el camino que tenemos que recorrer. En el cual el Gobierno nacional cobre los impuestos que corresponden y no lo que le sacan a las provincias del país y la economías regionales y que nos han impedido crecer por más de 5 años”, aseveró.

En este sentido, el mandatario, de perfil conservador, que asumió el cargo en diciembre luego de 12 años de Gobiernos kirchneristas en el país, confesó que “lo duro y difícil” de este momento “de transición” tiene que ver “con el punto de partida”, que a su juicio es una inflación “del más 700 % acumulada en una década”.

Macri dijo tener “claro” que la inflación es “un impuesto perverso que le cobra un mal Gobierno a su gente” y que es su responsabilidad bajarla, por lo que reiteró que a partir del segundo semestre comenzará a descender “hasta que deje de ser un tema entre los argentinos”.

“Y el tema sea cómo mejorar en mi trabajo” y progresar, subrayó, para señalar la importancia de conseguir que se restablezca la “confianza” en el país y eso traiga “un proceso de inversión que ya empezó”.

Cresta Roja retomó su producción días atrás, cuando reincorporó más de 1.300 operarios, luego de que en diciembre pasado se decretase su quiebra.

El presidente consideró que “es una bendición tener un trabajo” y dijo que el hecho de que esta empresa esté funcionando “tiene que ver” con la nueva etapa “que comenzó en Argentina”.

“Todos los días tiene que haber alguien pudiendo elegir un buen trabajo a partir del cual su vida y familia puedan progresar”, añadió, para recordar que apenas asumió el Gobierno y conoció el problema de Cresta Roja se pusieron “a trabajar”.

“Mi compromiso es generar trabajo, porque el trabajo es el camino para salir de la pobreza. Pero no es la forma imponiendo leyes arbitrarias que ya utilizamos en el pasado”, añadió, luego de que ayer una comisión del Senado firmase un dictamen de mayoría que habilita el debate de un proyecto para evitar los despidos y declarar la emergencia ocupacional (laboral) en el país.

Además, Macri afirmó que el Gobierno pretende “reabrir las discusiones para levantar el mínimo del desempleo” tras “más de 10 años congelado”.

“Yo le digo al mundo que esta Argentina que se presenta es distinta porque aprendimos de nuestros errores y no los vamos a volver a repetir, porque queremos progresar, queremos crecer y ser felices”, espetó.

“El camino es dialogar, trabajar juntos, creer en cada uno de nosotros, en lo que somos capaces de hacer, y para que todo se consolide mi compromiso es decirles la verdad en cada momento, porque si no sería no creer y no confiar en ustedes y subestimarlos”, concluyó. EFE