Macri propone pacto de Estado que despeje “dudas” sobre la economía argentina

7 mayo, 2019
Macri propone pacto de Estado que despeje “dudas” sobre la economía argentina

Buenos Aires, 7 may (EFE).- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, invitó este lunes a los líderes de la oposición, del empresariado, de los sindicatos y la Iglesia a llegar a un acuerdo con 10 puntos “imprescindibles” para “despejar dudas” sobre el país, que sufre una crisis de confianza en los mercados financieros.

“Estos puntos no son un plan de gobierno, ni una propuesta electoral, ni un contrato de adhesión. Son una invitación para que podamos despejar algunos temas esenciales de nuestras discusiones”, afirma el mandatario en el documento, divulgado por los canales oficiales de la Presidencia.

El decálogo llega cuando restan menos de seis meses para las elecciones presidenciales, unos comicios que según el Ejecutivo están generando desconfianza entre los inversores por el rumbo que pueda tomar la economía nacional, en recesión desde que hace un año empezara a depreciarse la moneda por la fuga de capitales.

El acuerdo del oficialismo reserva para el último punto, el décimo, una de las cuestiones más controvertidas: la referida al pago de la alta deuda externa, incluido el préstamo de casi 57.000 millones de dólares concedido en 2018 por el Fondo Monetario Internacional.

Apuesta así por lograr un compromiso con el “cumplimiento de las obligaciones” con los acreedores.

El texto, que busca “madurez democrática” para “despejar dudas” y brindar “mayor tranquilidad a los argentinos”, comienza proponiendo “lograr y mantener el equilibrio fiscal”, tanto en la Nación como en las provincias.

También insta a sostener un “Banco Central independiente” en la lucha contra la inflación (que en marzo fue de un 54,7 % interanual), para llevarla a “valores similares a los de países vecinos”.

“Promover una integración inteligente con el mundo, trabajando para el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones”, añade el documento, que pide guardar “respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión”.

El quinto punto invita a velar por la creación de empleo formal con una legislación laboral “moderna” que se adapte a “las nuevas realidades” sin poner en riesgo los derechos de los trabajadores”.

Se llama además a reducir la carga impositiva, empezando por los “impuestos distorsivos”; a consolidar un procedimiento “sostenible y equitativo” que dé seguridad a los jubilados y un sistema federal “transparente” que asegure transferencias a las provincias sin que estén sujetas a las decisiones del Gobierno de turno.

En el noveno ítem, el Gobierno aboga por un consenso que asegure un sistema de estadísticas “profesional, confiable e independiente”.

“Estamos abiertos a escuchar agregados o aportes que usted considere que refuercen el mensaje de previsibilidad que podemos dar, ya que esto implica el inicio de una conversación abierta”, concluye el texto.

La carta está dirigida a los gobernadores provinciales y a las más destacadas figuras del peronismo -principal fuerza de la oposición-, especialmente quienes se presentarán a los comicios, que tendrán su primera vuelta el 27 de octubre y una eventual segunda el 24 de noviembre, con unas primarias en agosto en las que se elegirán a los candidatos definitivos.

Entre los destinatarios está la expresidenta y actual senadora Cristina Fernández, principal adversaria del macrismo, quien aún no confirmó si se lanzará a la carrera electoral.

También el senador Miguel Angel Pichetto; el diputado y exvicepresidente Daniel Scioli, el exdiputado Sergio Massa y el exministro de Economía Roberto Lavagna.

Por la parte sindical, Héctor Daer y Carlos Acuña, lideres de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT); y por la patronal las más importantes cámaras empresariales.

Asimismo, recibieron el documento las autoridades de las Iglesias católica y evangélica, del Centro Islámico y de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas.

Fue el pasado jueves cuando se conoció el inicio de conversaciones, después de que desde abril la prima de riesgo haya traspasado por primera vez desde 2014 los 900 puntos y el peso acelerara su caída ante el dólar.

Según opinó en su momento Macri, esta falta de confianza se debe al temor a una posible vuelta del peronismo al poder.

En los últimos días, el propio mandatario llamó por teléfono a algunos de sus adversarios para animarles a suscribir el documento.

Massa dijo públicamente que la propuesta del Ejecutivo es “electoralista” y responde a “una nueva operación del Gobierno para distraer y dividir a la oposición”, y Lavagna aseveró que se trata de “marketing”, al tiempo que planteó su propia declaración para consensuar con otros peronistas.

En el documento Macri señala que Argentina ha logrado a lo largo de los años “algunos acuerdos básicos” que permitieron fortalecer la democracia”, aunque reconoce que ha habido problemas para acordar sobre “cuestiones básicas” del desarrollo económico. EFE

rgm/lnm