Macri: «Lamento no haber podido ofrecer mejores resultados en estos años»

6 diciembre, 2019
Macri: «Lamento no haber podido ofrecer mejores resultados en estos años»

Buenos Aires, 6 dic (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, lamentó este jueves no haber podido ofrecer «mejores resultados» durante su Gobierno, que llegará a su fin el próximo martes cuando traspase el mando al peronista Alberto Fernández.
«Lamento no haber podido ofrecer mejores resultados en estos años. Nos chocamos contra la misma piedra de tantas décadas en la vida de los argentinos: el dólar. Con cada suba del dólar venían después la inflación y el aumento de la pobreza», dijo Macri en un mensaje público.
Al hacer un balance de su gestión, iniciada a finales de 2015, Macri, que por primera vez utiliza la cadena nacional de radio y televisión, admitió que «los resultados de las reformas económicas no llegaron a tiempo» y lamentó que el país no pudiera recuperarse de la crisis que empezó hace un año y medio.
«No me voy satisfecho con cuánto creció la economía en mi mandato o cuáles fueron los resultados de nuestra lucha contra la inflación y la pobreza», señaló.
Recordó que la economía había empezado a dar señales de recuperación a mediados de este año, pero luego volvió a hundirse tras las primarias de agosto, en las que sufrió un duro revés para sus aspiraciones a la reelección.
Dijo que entonces se produjo un «salto en el dólar por el miedo de millones de argentinos que salieron a vender sus pesos».
«Ese miedo al futuro y la falta de un esquema macroeconómico lo suficientemente sólido nos hicieron retroceder varios casilleros», explicó.
MEJORES CIMIENTOS
Macri afirmó que a pesar de los resultados de sus políticas, «una parte importante del trabajo» para ordenar la economía «ya está hecho» y el próximo Gobierno va a poder apoyarse en muchas de sus reformas para iniciar un período de crecimiento.
Admitió que durante su gestión la deuda pública creció de 240.000 millones de dólares a 310.000 millones de dólares, pero dijo que esta se contrajo para pagar vencimientos de deuda tomada en Gobiernos anteriores, incluyendo «el 95 %» de los préstamos concedidos desde 2018 por el Fondo Monetario Internacional, que ascienden a unos 45.000 millones de dólares.
«Hoy la deuda pública con el sector privado es del 50 % del PIB. Es más alto que en 2015 pero no es un nivel preocupante para un país como el nuestro. El problema que tenemos con la deuda es que no tenemos crédito para refinanciarla», sostuvo.
El mandatario saliente dijo estar convencido de que deja «mejores bases» para crecer, con «reservas robustas en el Banco Central» y un dólar «a un precio razonable».
Admitió, sin embargo, que esos «cimientos pueden ser difícil de ver».
«Algunos de ustedes puede preguntarse ‘qué me importa a mi todo esto si mi salario no mejora’. Es cierto, es una gran frustración para mi que sea así», afirmó.
OTRAS ÁREAS DE GESTIÓN
En un mensaje grabado en el despacho presidencial, de casi cuarenta minutos de duración y con abundantes estadísticas, gráficos e imágenes de las obras ejecutadas, Macri repasó otros capítulos de su gestión.
En materia de energía, dijo que Argentina estaba en una situación «dramática», con problemas que ya fueron «arreglados», y sostuvo que encaró un plan ambicioso de infraestructura que antes era «obsoleta» y estaba «en decadencia».
Aseguró que hubo avances «sin vuelta atrás» en la «cultura del poder» y la «calidad democrática» del país y destacó que «es la primera vez en cien años que un Gobierno no peronista y con minoría en ambas Cámaras (del Congreso) está terminando su mandato».
«Ser presidente fue un honor y una responsabilidad inmensa e intenté en todo momento estar al servicio de todos. (…) Cuando me equivoqué, busqué corregir mis errores lo más rápido posible», aseguró.
Dijo que «ya no hay lugar para liderazgos mesiánicos», que tuvo una buena relación con la prensa y que deja «una Justicia que funciona mejor que hace cuatro años» y un Estado «más transparente».
En materia de desarrollo humano, destacó la extensión de las ayudas sociales para niños y las mejoras en las jubilaciones y dijo estar «muy orgulloso» de los progresos que se hicieron en educación, para mejorar su calidad.
Subrayó que tomó medidas «importantes» para combatir la violencia de género y que habilitó «un debate amplio y respetuoso sobre el aborto».
En cuanto a la política internacional, aseguró que deja una Argentina «integrada en las relaciones globales, protagonistas y respetada», y con apertura comercial.
Y sobre la seguridad y la lucha contra el narcotráfico, aseveró que es una de las áreas donde «más éxito» tuvo su Gobierno. EFE
nk/dsc
(video)