Los duques de Cambridge se atreven a concinar una “dosa” india

12 de abril de 2016
Los duques de Cambridge se atreven a concinar una “dosa” india

Nueva Delhi, 12 abr (EFE).- Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, hicieron sus pinitos como cocineros en Bombay, donde se atrevieron a preparar una “dosa”, una especie de crepe, en su segunda jornada de visita a India, donde esta noche clebrarán el próximo noventa cumpleaños de la reina Isabel II.

El príncipe Guillermo y su esposa empezaron el día cocinando la crepe, aunque ayudados por una máquina para cocinar esta popular delicia culinaria, que sin embargo la duquesa no probó.

La “dosa” sí fue degistada por el príncipe en su primer acto del día, en un centro de emprendedores de la capital financiera india, para a continuación ponerse a los mandos de un coche de carreras simulado.

La pareja real probó después una máquina de escritura Braille y, con los ojos vendados, escribieron el nombre de su primer hijo, Jorge.

Desde Bombay, los duques volaron a Nueva Delhi, donde continuaron con sus múltiples actos programados vistiendo la misma ropa con la que habían empezado la jornada: traje azul marino, camisa blanca y corbata morada para él y vestido blanco estilo “baby doll” de medio largo, manga corta y bolsillos sobre el pecho para ella.

Después de atreverse ayer con un vestido de estampado étnico de la diseñadora india Anita Dongre, la duquesa se decantó hoy por un modelo más formal, que acompañó de zapatos de corte salón y “clutch” en color crema.

La falda le dio algún problema a Catalina en el momento en que junto a su esposo depositaba una corona de flores en la tumba al soldado desconocido bajo el arco Puerta de la India, cuando una ligera brisa obligó a la duquesa a sujetarla varias veces para que no se levantara demasiado.

El segundo en la línea de sucesión al trono británico, que ostenta los grados de teniente y de capitán en las Fuerzas Armadas británicas, prefirió seguir vistiendo de paisano en vez de ponerse el uniforme para el acto, rodeado de militares.

La pareja lució después sendos pañuelos con los colores de la bandera india durante su visita al museo de “Mahatma” Gandhi, padre de la independencia de la India de la corona británica, antes de acudir a la fiesta del cumpleaños de la abuela paterna del duque.

El estandarte real de Isabel II, que el próximo día 21 cumplirá 90 años, ondea en la embajada del Reino Unido en la capital india, cuyos jardines son el escenario elegido para celebrar por anticipado con una gala el aniversario de la reina más longeva del mundo.

Tras la fiesta, a la pareja le esperan mañana actos protocolarios con el primer ministro indio, Narendra Modi, y benéficos con varias ONG, antes de despedirse de la capital india con otra celebración, de música y danza tradicionales.

Guillermo y Catalina demostraron ayer en Bombay, al inicio de su viaje de siete días por la India y Bután, sus habilidades con el críquet, deporte rey en la India por herencia británica, y se rodearon de estrellas del cine de Bollywood en una cena llena de glamour.