Lo que debes hacer en tus emails

25 de julio de 2016
Lo que debes hacer en tus emails

 

Hoy en día, el email o correo electrónico ha sustituido a otros medios de comunicación por su practicidad y eficacia. Por un lado, ahorra tiempo, enfoca esfuerzos y ayuda a que llegue la información de manera automática. Sin embargo, justo por esa practicidad a veces se pierde de vista el protocolo que deberíamos de seguir para hacer un buen uso del mismo. Por eso, aquí te dejo algunos tips que te ayudarán a tener mejor protocolo al momento de enviar y recibir un correo.

 ¡Hazlo en cada envío!

Elige un título que tenga que ver con el tema que tocarás. De esa forma le facilitarás al receptor su búsqueda en caso de que necesite hacerlo. Sé breve En talleres que he dado en empresas, me han dicho que al día reciben en promedio 300 correos. ¡Imagínate que uno de esos es tuyo y te inspiraste al momento de escribirlo! No sabemos qué tanto tiempo tenga para leerlo completo. Por eso, entre más conciso seas con la información, le ayudarás más a la persona y de hecho, a ti también. ¡Cuidado con las CC y CCO! Poner un correo electrónico para enterar a alguien es un tema delicado y más cuando está oculto. No todos se tienen que enterar de todo. Recuerda el consejo 2 y no sólo eso, evita involucrar a otras personas cuando no es necesario. Cuida tu ortografía La imagen, aunque no lo creas, también se refleja a través de tu forma de escribir. Evita escribir con mayúsculas Es una práctica muy común, pero eso no quiere decir que esté bien. Mucha gente lo interpreta como “grito” y eso puede enviar un mensaje no adecuado. Evita los emoticones Muchos expertos en etiqueta electrónica o mejor conocida como la “netiqueta” sugieren que no pongas caritas felices ya que pueden comunicar otra cosa. Evidentemente esto aplica para temas corporativos. Escribe como si fuera una carta Un correo es como si fuera una carta. Por eso sigue las reglas de desarrollo de saludo, cuerpo y despedida. Por último es importante que cuides la elección de tu correo electrónico, es decir, evita que tenga nombres que no agreguen valor a tu marca personal.