“Ley mordaza” y acoso policial a prensa en España, señalados por informe CPJ

30 de septiembre de 2015
“Ley mordaza” y acoso policial a prensa en España, señalados por informe CPJ

Nueva York, 30 sep (EFE).- Un informe del Comité de Protección de Periodistas (CPJ) sobre la libertad de prensa en la Unión Europea alerta sobre los peligros de la conocida como “ley mordaza”, señala que en España se han producido casos de “acoso policial” a periodistas y cita el caso de la multa a “El Jueves”.

“Aunque la violencia es inusual en la Unión Europea, los periodistas han sido objetivo de organizaciones criminales en Italia y Bulgaria, han sido acosados por la Policía en España y han sido asesinados por extremistas religiosos en Francia”, señala un informe publicado hoy por el CPJ.

El informe destaca el mal ejemplo que da la ley de Seguridad Ciudadana aprobada en julio de 2015 en España y que, conocida popularmente como la “ley mordaza”, multa con hasta 30.000 euros a quienes insulten o injurien a los agentes de policía.

El informe recoge las afirmaciones de la organización no gubernamental Human Rights Watch, que dijo que esta ley producía “una preocupación seria de que la amenaza de estas multas lleve a la autocensura” y a que no se haga responder “de comportamientos abusivos o uso excesivo de la fuerza por parte de los funcionarios del las fuerzas del orden”.

También recalca que, no solo en el caso de España, “estas medidas permiten a Gobiernos autoritarios fuera de la Unión Europea asegurar que ellos deberían ser inmunes a las críticas”.

Así sucedió en 2013, cuando el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se defendió diciendo que la libertad de prensa y las represiones policiales en su país no son muy distintas a las de Reino Unido o en Estados Unidos.

El CPJ recuerda también que en agosto de 2011 “al menos seis periodistas cubriendo las protestas en España dijeron que fueron físicamente atacados por la Policía” y consideraron ésta “una tendencia preocupante para la libertad de prensa”.

Además, entre las 86 páginas del informe, se menciona la multa de 6.000 euros a la revista satírica El Jueves (a dividir entre dos de sus dibujantes) por ofender a la Familia Real con una portada en la que se veía al entonces príncipe Felipe teniendo sexo con la ahora reina Letizia.

Finalmente, el CPJ también pone a España como uno de los países de la Unión Europea donde “los Gobiernos, los partidos políticos y otros grupos de interés todavía ven los medios públicos como una fuente de poder a su servicio” y llama la atención especialmente sobre el reciente caso de Hungría.

Estas prácticas fueron criticadas por la delegación internacional de libertad de prensa en diciembre de 2014, en las que el CPJ participó.

El CPJ señala que, entre los 28 países miembros de la UE, se encuentran también algunos de los que copan los primeros puestos de estados con mayor libertad de expresión, pero que hay todavía amenazas para el libre ejercicio del periodismo, que ve vulnerado el derecho a mantener el anonimato de las fuentes o que se enfrenta a “leyes de difamación y blasfemia”.

“El cambio a una mayor vigilancia y censura contradice los ideales con los que la UE fue fundada”, dice este informe, que recuerda que las medidas de censura en internet y las redes sociales “revelan las deficiencias en el entendimiento de la tecnología de quienes las proponen”. EFE