Le Drian afirma que ayuda del FMI es la única salida a crisis para el Líbano

24 de julio de 2020
Le Drian afirma que ayuda del FMI es la única salida a crisis para el Líbano

Beirut, 24 jul (EFE).- El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, que llegó anoche a Beirut, transmitió su apoyo al Líbano e instó a que llegue a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como única salida a la actual crisis económica, la más grave que sufre en décadas el pequeño país árabe.
“Vengo con un mensaje: este momento es crucial, el Líbano hace frente a una situación crítica y la crisis económica y sus consecuencias para los libaneses son grandes”, dijo Le Drian en una rueda de prensa con su homólogo Nassif Hitti, según la Agencia Nacional de Noticias (ANN).
“Queremos evitar una crisis que cambie la coexistencia en el Líbano”, agregó el jefe de la diplomacia de Francia, que históricamente ha apoyado a la comunidad maronita católica del Líbano, que convive con los musulmanes suníes y chiíes en un delicado equilibrio desde la guerra civil (1975-1990).
Por ello Le Drian, instó a los dirigentes del país y a todas las fuerzas políticas a implementar reformas “urgentes y necesarias” y a seguir adelante con las negociaciones con el FMI, que dieron comienzo en mayo pero se encuentran estancadas.
“No hay una solución alternativa para sacar al Líbano de la crisis”, afirmó.
Además, reiteró la “insistencia de Francia en estar junto al pueblo libanés en estos tiempos difíciles”, en su primera visita al país desde la formación del Gobierno de Hasan Diab a principios de año, después de meses de inestabilidad.
Le Drian se reunió también con Diab y con el presidente de la República, Michel Aoun.
Finalmente anunció un paquete de ayuda humanitaria de 50 millones de euros, además de ayudas para las escuelas de habla francesa y cristianas del Líbano, informó el embajador galo en el Líbano, Bruno Foucher, a través de Twitter.
Decenas de escuelas se encuentran amenazadas por la crisis económica, para la que el Líbano ha solicitado un programa de ayuda del FMI de hasta 10.000 millones de dólares.
El pasado marzo, el país de los cedros se declaró en suspensión de pagos de su deuda externa al no poder cumplir con un vencimiento de 1.200 millones de dólares en eurobonos.
El país es uno de los más endeudados del mundo y arrastra una deuda pública de 90.000 millones de dólares, el 170 % de su PIB.
Además, su economía está fuertemente dolarizada y en los pasados meses la libra libanesa ha perdido en torno al 80 % de su valor frente al dólar. EFE
amo-fc/jrr