Las tradiciones niponas y saudíes se funden en primera expo de anime de Riad

15 de noviembre de 2019
Las tradiciones niponas y saudíes se funden en primera expo de anime de Riad

Riad, 15 nov (EFE).- Extranjeros ataviados con ropajes mixtos nipones-saudíes y mujeres con niqab o velo integral se pasearon este jueves entre personajes de animación japonesa (anime) y estrambóticos disfraces en la Expo Saudí de Anime, la primera de este tipo en el país del Golfo.

Los asistentes nipones se dividían entre aquellos que vestían de la forma tradicional saudí, con amplias túnicas negras o blancas e incluso atreviéndose a hablar un poquito de árabe, y las mujeres que vestían su pieza típica, el kimono.

En el centro de la exhibición se erige una gran figura del robot Grendizer, y otras muchas se esparcen por los pasillos de la muestra, inaugurada hoy y que se prolongará durante tres días promovida por la Autoridad General para el Entretenimiento, creada en 2016 por el príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

Casi la totalidad de las 10.000 entradas para el primer día -con precios que oscilan entre los 40 y los 120 dólares – fueron vendidas, aseveró a Efe uno de los organizadores del evento.

En la exposición, descrita por sus organizadores como la mayor de su tipo jamás celebrada en Oriente Medio, no faltarán los concursos de “cosplays”, eso sí, uno para hombres y otro para mujeres en días distintos.

También habrá actuaciones de música vinculada al anime, como la del reconocido artista Ichirou Mizuki; ciclos de cine e incluso catas de platos japoneses que han tenido un hueco en el mundo de la animación del país asiático.

El evento se enmarca en la Temporada Riad que arrancó el 11 de octubre y durará hasta el 15 de diciembre, con más de 120 actos deportivos, teatrales y musicales en la capital saudí.

Todo ello se produce en medio de un aperturismo en el mundo del ocio por parte de las autoridades saudíes, que han comenzado a promocionar iniciativas culturales tanto para hombres como para mujeres, incluidos los cines, hasta hace poco prohibidos. EFE

s