Las mujeres del municipio con más feminicidios de México piden justicia

31 agosto, 2019
Las mujeres del municipio con más feminicidios de México piden justicia

México, 31 ago (EFE).- Mujeres del municipio de Ecatepec, al norte de Ciudad de México y el lugar del país donde tienen lugar más feminicidios, marcharon este viernes para reclamar justicia por la muerte de sus hijas, amigas, familiares y vecinas.

Las manifestantes caminaron desde el simbólico Puente de Fierro, obra del arquitecto Gustave Eiffel, hasta el Palacio Municipal de Ecatepec, en el Estado de México, con pancartas reivindicativas, flores y cruces rosas que simbolizaban a las mujeres fallecidas en este lugar cuya muerte, en la mayoría de los casos, no conlleva una investigación a fondo.

La señora Ramírez, hermana y tía de una mujer y una niña asesinadas el pasado 21 de abril, pidió en declaraciones a Efe que “las autoridades investiguen este caso como feminicidio, no homicidio”, y denunció que con las instituciones del Gobierno “uno tiene que andar detrás de ellos y eso es una humillación”.

Otra de las presentes, la señora Tiburcio, insistió en que estas marchas tienen lugar “por todas las que no están y por tantas que aún no sabemos dónde se encuentran”.

Para ambas, ser mujer en Ecatepec “da miedo porque no sabes si vas a regresar a casa y no sabes quién de las que nos acompañan hoy puede aparecer mañana sin vida”, según manifestó Tiburcio.

Ramírez también consideró que “ser mujer en Ecatepec es muy peligroso” pero pidió a la gente que esté pasando por el dolor de un feminicidio de una mujer cercana “que buque quién las escuche”.

“No estamos solas”, sentenció.

Cuando las alrededor de 50 manifestantes llegaron al Palacio Municipal, las recibieron las mujeres del Gobierno de Ecatepec, entre ellas la titular del Instituto de la Mujer y Equidad de Género del municipio, que recibió abucheos por parte de las presentes, que exigieron en todo momento hablar con el presidente municipal, Fernando Vilchis, quien no se encontraba en el lugar.

Allí, leyeron un manifiesto en el que acusaron al Gobierno de Vilchis de no actuar ni siquiera ante “la presión nacional e internacional” en torno a esta lacra que son los feminicidios en un país como México, donde 10 mujeres mueren cada día por esta causa.

“Estamos inconformes con la debilidad institucional de este municipio, con la indiferencia de las autoridades, la carencia de medidas concretas, la escasez de resultado y la falta de estadísticas claras”, expresó una de las manifestantes.

Aunque exigieron la presencia del presidente municipal para entregarle el pliego petitorio, un portavoz les explicó que el funcionario no se encontraba allí pero que establecerían una cita con él ateniéndose “al día y la hora” que las presentes solicitasen, lo que terminó por suceder.

NIVELES DESCONTROLADOS DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

El Estado de México es una entidad con altos índices de inseguridad sobre la que pesa una alerta de género y durante 2018 registró 112 feminicidios -homicidios motivados por razones de género-, ocupando el primer lugar nacional en este delito, según cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En todo el país se registraron 901 casos, según datos oficiales.

La marcha ocurrió luego de que un agente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México fue detenido y apresado por violar a una mujer en las instalaciones de la Procuraduría (Fiscalía) General de Justicia de la capital, el pasado martes.

“Al ser detenido en flagrancia, el presunto agresor será trasladado este jueves a un Centro de Reclusión de la Ciudad de México en calidad de imputado para solicitar audiencia al juez de control y que sea vinculado a proceso por el delito de violación”, explicó la Procuraduría capitalina en un boletín.

Según medios, la mujer acudió a la dependencia para denunciar que era víctima de amenazas y el agente aprovechó que tenía en su poder datos de la mujer para amenazarla y abusar de ella.

El agresor fue detenido de inmediato por otros agentes y el jueves entró al centro de reclusión.

Hace dos semanas una manifestación convocada en la céntrica Glorieta de Insurgentes de la capital tuvo lugar para llamar la atención sobre los recientes casos de violaciones por parte de policías capitalinos.

Pese que en un principio la marcha fue pacífica, terminó con destrozos en una estación de transporte público y en mobiliario urbano.

Días antes, el lunes 12 de agosto, hubo otra protesta por las mismas causas en la que también hubo destrozos, aunque más leves, en la sede de la Fiscalía capitalina, lo que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, tachó de “provocación”.

Los días 10 de julio, 3 y 8 de agosto fueron reportados tres casos de violación de mujeres, una de ellas menor de edad, supuestamente por parte de agentes de policía de Ciudad de México, y a raíz de esto comenzaron las protestas en busca de respuestas y justicia. EFE

ia/msc/cfa