Largas filas calientan el concierto de los Rolling Stones en Bogotá

11 de marzo de 2016
Largas filas calientan el concierto de los Rolling Stones en Bogotá

Bogotá, 11 mar (EFE).- Largas filas de fans aguardan en medio de una fuerte lluvia para ver esta noche el inédito concierto que ofrecerán en Bogotá los Rolling Stones, una “oportunidad única” para muchos seguidores de la mítica banda británica.

“Si no los vemos ahora, no los vemos nunca”, afirmó a Efe Consuelo Montt, una fanática ecuatoriana que tras llegar desde su país espera pacientemente en los alrededores del estadio El Campín, donde se presentará el grupo musical.

Al concierto, que hace parte del “Olé tour” de esta agrupación británica insignia del rock, asisten también parejas longevas que han disfrutado de la música de los Stones durante décadas, como Alba Rocío González y su esposo Carlos Cortés, ya jubilados, quienes hicieron fila desde la madrugada.

“A los Rolling Stones los distingue lo auténticos que son”, declaró la pareja, que lleva casada 32 años.

La emocionada espera es una buena oportunidad de negocio para vendedores de artículos de rock and roll, que aprovecharon la ocasión para ofrecer pulseras, camisetas y todo tipo de objetos con el logo de la banda o la cara de Mick Jagger.

Uno de ellos es Alexander Duarte, quien contó que llevaba “mucho tiempo esperando un evento de esta magnitud”.

“Es algo fenomenal, somos comerciantes y venimos a hacerle un tributo a ellos y también para poder ingresar. Llevamos más de seis meses estampando camisetas, gorras, haciendo manillas (pulseras); hemos vendido 1.000 gorras, 2.000 camisetas y unas 500 manillas” explicó.

Mientras que para la mayoría de los asistentes esta será la primera y tal vez la única ocasión para ver a los Stones, hay quienes los han visto más de setenta veces por todo el mundo, como los españoles Conchi López y Jordi Güell, quienes tampoco han querido perderse esta ocasión.

“Esperamos que el concierto sea estupendo, como en todas partes (…) Ellos llevan muchísimos años juntos, esto es lo que los distingue de otras bandas, y esperamos que sigan muchos años más”, dijo Conchi, mientras que su esposo, Jordi, contó cómo “los sigue hace muchos años”.

“El primer concierto al que fui fue en Barcelona en el 76, y los he visto por toda Europa, por Sudamérica, en Abu Dabi, por todo el mundo”, dijo Güell.

También se pudieron ver tributos como una gran máscara de espuma con la forma de la cara de Mick Jagger que hizo el artista plástico Juan Pablo García, a quien le tomó una semana y media elaborarla.

“Soy fan desde pequeño, hace unos 20 años, uno va escuchando desde pequeño por los hermanos o por conocidos y ahí se va acercando a este grupo que es de una importancia fundamental para el desarrollo del rock and roll”, aseguró García.

Debido a la expectación del concierto, las autoridades han cerrado al tráfico varias vías cercanas a El Campín, que puede albergar a más de 40.000 personas.